Hotel Granada. -4-

*
¿Quién firmo aquel papel?

El 3 de Enero de 1957, Huelva contaba con tan solo 70.317 habitantes. Durante el año que le precedía, se habían producido 841 defunciones, 697 matrimonios y 1.947 nacimientos (uno de los cuales debía ser yo).

Los años de los que tan solo guardo pequeñas instantáneas debieron ser los más felices, precisamente porque no destacan por nada en especial, o tal vez representen justo lo contrario, y sea una respuesta haber narcotizado esa parte de la memoria para mantenerte ajeno al dolor y pasar página más fácilmente.

Si coincidiendo con mi nacimiento, Fidel Castro desembarcaba en Cuba, los años siguientes no fueron ajenos y signos extraordinarios se sucedieron, así durante 1957, en Liverpool abre el bar The Cavern Club, o que la URSS lanzara el Sputnik I, el primer satélite artificial de la Tierra, que Edmund Hillary, llegara al Polo Sur, o que el Vuelo 609 de la British European Airways se estrellara contra el aeropuerto de Munich-Riem, cuándo transportaba la plantilla al completo del Manchester United, son flases de un mundo en constante renovación.
En aquellos días de sol, mi vida se desenvolvía entre mi casa y el Colegio de las monjas del Santo Ángel, donde asistía a clases de párvulos, aunque básicamente era un colegio de niñas, si admitían a niños pequeños, pero eso sí cumplidos los años, debías salir espetado de allí con destino a otros centros solo para chicos.

Repeinado -como Tintin, o con pompom como le denominábamos en casa, lo que no me hacían ni pizca de gracia , y sabedor como soy de los experimentos que mis hermanas tenían con mi vestimenta o aspecto, fui objeto de todo tipo de ajustes sin ningún éxito, pues mi estilo desaliñado poco coqueto y esencialmente práctico marcan mis rasgos y gustos en el vestir, salvo excepciones- . Un beso a mi madre, cuarenta y cuatro escalones y el salto de rigor desde los últimos 3, a veces 4 o incluso 5 peldaños, me llevaban a tomar contacto con la calle. Un giro de noventa grados a la derecha y enfilando hacia la calle puerto, pasando por delante de la sastrería, la barbería, el bar Alpresa, la peluquería de los Fortiz, La Farmacia y justo enfrente el Palacio de Mora Claros, en este punto un nuevo giro a la derecha y ya pisabas la calle en ligera pendiente y a la altura del número 41, el colegio, mi primer colegio, el Colegio del Santo Ángel de la Guarda, que digo yo que dónde estaría el jodido.

La prensa local, se hacía eco de la noticia de la apertura del curso, ODIEL contaba como la Rvda Madre Superiora en compañía del director espiritual y profesores, el 15 de octubre de 1960, tras oír al coro del colegio que entonó el “Veni Creator”, dedico unas palabras al alumnado que portaba insignias y banderas, animando a las chicas a comenzar el curso con entusiasmo y colaboración con los profesores.

La calle Puerto, como ya sabéis colindante a la de Mora Claros, fue una vía importante en la historia moderna de Huelva, pues en ella se situarían, el Ayuntamiento, La Comandancia de la Guardia Civil, La Casa del Millón (de los Quintero Báez), La clínica 18 de Julio, el Colegio San Casiano y el de las monjas, entre otros inmuebles.
*
*

5 comentarios:

  1. El balón está contigo aún, que alegría ver que lo conservas; esa es la fuerza de tú creatividad, de la que podemos disfrutar todos los demás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es ameno leer estos recuerdos familiares y propios tan bien narrados. Una se imagina el colegio de monjas (me alegro inmensamente de haber asistido desde párvulos a uno público y de dar clases en un instituto de secundaria público) y de tu ciudad. Las fotos nos hacen evocar esos años, la de la vespa y tú con el balón. Muy gracioso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. M encanta, se me hace muy corto, aunque entiendo que debe ser una buena currada elaborarlo tan bien documentado. Me gusta mucho, besito

    ResponderEliminar
  4. Querido Adolfo, ni por asomo me podia imaginar que tu hubieses estado en el Santo Angel, yo recuerdo de aquella época, el "cuarto de los ratones, la tombola anual, la hermana portera y de forma especial la hermana Nazaret, mi primera profe"., recuerdo vagamente un patio soportando con columnas de hierrro el piso de arrriba ., ah unas cofias inmensas y las niñas vestidas con el uniforme creo que negro y sombrero redondo con alas... uffffff que fuerte tío, parece que fué ayer... ¡¡ Me viene olor a angelitos recien peinados !!

    ResponderEliminar
  5. Adolfo,me tienes enganchada a tus relatos. Ya tienes material para unas memorias.
    Un besito.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)