Faros.

Desde la Antigüedad los navegantes han confiado en las luces fijas de la costa para ser guiados por el mar. Uno de los primeros faros que figura en los registros históricos fue el de Alejandría, edificado por Sóstrato de Cnido durante el reinado de Ptolomeo II (238-246 a.C.). El Faro de Alejandría se considera una de las maravillas del mundo, si bien fue destruído hacia fines del siglo XV. En Europa, los romanos también erigieron faros en Dover y en Bouologne en los siglos I y II d. C. Anteriormente los fenicios ya habían levantado estructuras similarescomo la de La Coruña, que se decía que tenía propiedades mágicas (se afirmaba que su fuego seguía ardiendo ininterrumpidamente durante 300 años, sin necesidad de ser alimentado).

Faro de Alejandría

Tras estos casos aislados, en el siglo XV empezó a aparecer un sistema de luces más organizado, generalmente simples linternas que podían verse a importantes distancias cuando las condiciones meteorológicas eran buenas. Los monjes de los conventos costeros solían cuidar del mantenimiento de los faros. Sin embargo, aún los faros más grandes no eran en esta época más que fuegos encendidos en grandes braseros situados en sitios elevados.

Durante los siglos XVII y XVIII, muchos faros fueron contruidos por particulares, que percibían un peaje de los buques que pasaban regularmente por aquel lugar. Otros los financiaron navegantes y armadores, y eran cuidados por voluntarios. Estos síntomas indicaban una fuerte necesidad por regularizar la navegación portuaria y costera. Fue así que, paulatinamente, los estados nacionales asumieron la directa responsabilidad de la gestión, tanto de los faros como de las señales costeras. A comienzos del siglo XX, cualquier ruta del litoral con un tráfico razonable estaba señalizada de manera que ningún barco se encontrara fuera del alcance de un faro.

El faro quizá más famoso de la literatura universal, se inauguró en la Isla de los Estados (extremo sur de la Argentina) en 1884 recibiendo el nombre de Faro de San Juan del Salvamento. La fascinación por este edificio reside en que durante mucho tiempo fue la única luz que teníanlos navegantes en el recóndito mar austral. También era la última referencia antes de lo desconocido: la Antártida. Tan importante fue su instalación y ubicación, alejada de los más importantes centros mundiales, que Julio Verne se atrevió a escribir una novela utilizando a la isla de los Estados y el faro como escenarios de su obra “El Faro del Fin del Mundo”.

Faro de Eddystone

Pero, ¿cómo funcionaban los faros? A finales del siglo XVIII, se aportaron algunas mejoras a la tecnología de los faros. La primera fue el sistema catóptrico, que reflectaba la luz de la lámpara de aceite mediante un simple espejo parabólico, incrementando mucho la visibilidad. Más tarde se utilizó un sistema dióptrico, que concentraba los rayos luminosos refractándolos a través de una lente obteniendo mejores resultados. Finalmente, en 1827 se instaló una estructura compuesta catadióptrica (una combinación entre los sistemas catóptrico y dióptrico) en el faro de Chassiron, Francia, aumentando mucho el alcance de su visibilidad.

En cuanto a la energía utilizada, los técnicos probaron varios tipos de aceite para alimentar las linternas con mecha plana (las cuales también fueron variando), pero finalmente se adoptó el petróleo. Arthur Kitsonconsiguió un gran aumento en la luminosidad fabricando un aparato que vaporizaba el petróleo a presión y luego lo mezclaba con aire antes de llegar al quemador.

Cuando se dispuso de energía eléctrica, el petróleo quedó atrás, y en los años veinte, las lámparas de filamento se habían convertido en la fuente habitual de iluminación. Sin embargo, la edificación de faros continuó evolucionando tanto en su luminosidad como en su ingeniería. Luego de más de 2000 años siguen siendo un elemento indispensable para la navegación, y fuente de misteriosas historias.

Artículo de Laura Bergés (c) del blog SOBREHISTORIA.COM

Arriba, faro del puerto de la Estaca (Isla de El Hierro) * (c) Adolfo Morales 2009.

10 comentarios:

  1. De nuevo, otra mujer está a punto de ser lapidada en Irán, acusada de adulterio. Amnistía Internacional está recogiendo firmas para hacerlas llegar a las autoridades de este país y evitar el asesinato injusto de esta persona.
    Tu colaboración sería muy importante, sólo tienes que enviar tus datos te dejo aquí la dirección

    ResponderEliminar
  2. Ya lo hice Gin, lo vi en tu Blog esta mañana, espero que sirva para algo, no tengo muchas esperanzas. Hay costumbres, leyes arcaicas tan crueles como injustas y este país sigue clavado en la edad media, comandado por hombres con leyes que favorecen a los hombres y degradan todo lo demás. Estos Iraníes no van a cambiar fácilmente. En España vivimos procesos en el tema de Igualdad que trabajosamente se abren camino lentamente, estas nuevas Leyes que tratan de avanzar en asuntos en los que la mujer es protagonista, en ocasiones, o con demasiada frecuencia, no solo se encuentra con el desamparo de la derecha casposa del país, sino incluso con el silencio de las propias mujeres. Las Iraníes darían toda una vida por tener la posibilidad de debate que tenemos hoy en España.

    ResponderEliminar
  3. Hola Sara,cuanto honor verte recalar por estas costas. Siempre un gusto saberte cerca. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Adolfo. Hola desde la cercanía (me gusta no perderte de vista) ¿Sabes qué me sugieren los faros? Me sugieren naufragios, buscar luz en la noche, pero sin encontrarla, aunque sabes que la hay. Acaso sea una visión algo freudiana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante tu escrito sobre los faros. Me gustó mucho, como también tu comentario en mi blog... te agradezco tu colaboración en el tema de la lapidación. Mira, no sé si servirá o no, pero hay que hacerlo y no plantearse más. Sé que en otras ocasiones se ha dado marcha atrás a las ejecuciones por la respuesta interncional... de tal modo, hay que luchar hasta el final.
    En fín, que un beso muy grande y pasa buen día.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sirena, que tal ese veranito?. Ya sabes que me encanta verte por aquí, me transmites serenidad y profundidad. Ya sabes que te aprecio. Para mi los faros son algo mágicos. Una luz en el océano, un cobijo, un nido, un lugar de encuentro.

    ResponderEliminar
  7. Gin, estoy de acuerdo, hay que apostar sin pensar si dará sus frutos, aunque es lo que deseemos. De colega a colega, aprecios compartidos ya lo sabes. Además como el queso de la Tierra de Barros con el que mi amiga Lupe me recompensa la amistad que nos tenemos no hay nada, eso si después de pasar pelín por el micro, y tú eres extremeña también, buena gente las mujeres de esa tierra. ¡Buena cosecha¡. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Un par de comentarios inocentes:
    1.- Se leen fatal esas letras con ese fondo tan oscuro.
    2.- Hay un faro en Playa de Barra (Aveiro, Portugal) que tal vez te interese, creo que es el record del segundo del mundo o europeo en nosequé (no me interesan los records) y muy bello. Te puedo pasar alguna foto.
    Hale, ya me voy. (Perdón por la intromisión).

    ResponderEliminar
  9. Gracias ADU, y si, por favor, envíame algunas fotos de ese Faro, y no, no es ninguna intromisión, siempre serás bienvenida. Gracias y hasta pronto. Adolfo.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)