¿Sin tetas hay paraíso?.



No hay nada mejor para combatir los complejos que pasear por la playa. El tanto por ciento de personas bellas contempladas desde el canon de belleza al uso, no supera el 1%, y esto es bueno respecto del análisis que la generalidad deberíamos hacer para tratar tantos complejos: que si tengo mucho culo, poco pecho, una verruga aquí o allá, celulitis, una barriga de pena, arrugas, hombros caídos, piernas largas, brazos cortos, piel blanca, con manchas, sin manchas, en fin la lista se antoja interminable, nuestros defectos son tantos que enumerarlos sería cruel.

Es cierto, que viéndonos así, sin más artificio que nuestra simple estructura, arrastrando la genética heredada de nuestros padres, no pudiendo combatir a ese estupendo, aunque efímero 1% pleno de saludable armonía, por el que algún día pasamos, nos predispone a preguntarnos si acaso no somos algo más, aparte de gluteos, tetas y una barriguita equilibrada, y la respuesta a la pregunta de ¿sin tetas hay paraíso?, es obvia, pues claro, y eso nos iguala, nos quita complejos y restaura un poco de sentido común, nos aleja de falsas apariencias ocultas por pliegues, encajes o estampados de moda, que la publicidad consumista se empeña en inocularnos días tras día, creando despojos en busca del producto milagro, milagroso o milagréro.


Las playas nos vuelve más espontáneos, menos artificiales, es cierto que es casi imposible disimular este o aquel defectillo, cuando no carencia o prótesis, sin olvidar los años que no pasan en balde y dejan su peculiar sello, pero es por esa razón, por la que tanto gordos, delgados como muy gordos o muy delgados, altos, bajos.. todos, deberían pasear por la orilla de cualquier playa, así en ese común escaparate de ridiculez y naturalidad, podríamos observarnos como simples humanos, y tal vez de esa lucidez sacar la conclusión que en nada me parezco como en nada debo sentirme de menos, pues la mayoría la verdad somos gente normal y solo ese 1%, es capaz de hacernos volver la vista para disfrutar de los instantes con que los dioses regalan la hermosura a la especie, ya sea por horas, días o simples instantes de maravilloso equilibrio.

Es por eso que los jóvenes deben ir a las playas, pasear por ellas y entretenerse con la hermosura del homo sapiens del siglo XXI, que no necesita siempre de tetas, para sentir que la vida es un don que tiene edades y que en todas ellas reside una curva mágica y bella.

Imágenes obtenidas de la red (c)

2 comentarios:

  1. Bueno, estoy de acuerdo contigo, la playa es un lugar donde más o menos nos mostramos como lo que somos (con nuestra herencia genética o nuestro gasto en los quirófanos en tratamientos de estética)... A mí me gustan las playas y me gusta desnudarme en ellas, lástima que nos dejen en pocos sitios!!!!
    Besos playeros

    ResponderEliminar
  2. Saludos Gin, en las playas de Huelva hay muchas zonas donde se practica el nudismo sin ningún problema, así que si algún día vienes, puedes preguntar por "El cruce" en dirección a Punta Umbría, realmente el sitio se llama La Mata Negra (sin comentarios) pero eso lo conoce poca gente. Allí junto a los colegas de la Gay Beach tienes una zona muy bonita, sin problemas. Saludos.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)