Adiós.


Decir adiós cuesta, aunque al final resulte una constante despedirse.
De los que fueron amigos por algún tiempo y que ahora están en otras esferas sociales.
De los hermanos, cuyos lazos son cada vez más claros, la sangre no hace que coincidas ni tiene porqué.
De los hijos, que al crecer se piensan que eres un extraño, un despropósito o un efecto colateral.
De ti mismo, por cuantas frustraciones ya acumuladas te hacen renunciar a mil cosas.
Decir adiós cuesta, sin duda alguna cuesta, aunque al final dices "adiós" sin pensar en las consecuencias, en lo que te pierdes.
En el discurso social de las apariencias, siempre hablamos de encuentros, de buenas intenciones, pero somos expertos en decir "adiós".

Hoy te escribo para decirte..

Fotografía: A.Morales * 2009(c)

5 comentarios:

  1. Despedirse de algo o alguien es como cerrar una puerta. Me conformo pensando que otra puerta me espera abierta. No siempre se puede ir con algunos bagajes a cuestas..es necesario decir adiós. Otras es imposible despedirse y el pasado vuelve con las mismas disyuntivas.. quizás sea un trabajo inacabado. De todos modos me gustaría decir adiós a muchas cosas con un corte de mangas jeje. Un abrazo lluvioso

    ResponderEliminar
  2. Hola M, encantado de verte por aquí. Tienes razón en todo lo que dices. Es verdad que decimos adiós del mismo modo que en ocasiones aunque nos despedimos, seguimos en el mismo lugar, anclados, "con la misma disyuntiva", y también daría "un corte de mangas" de esos que suenan armónicamente, a cuantas tonterías nos/me nublan la existencia. Bienvenido sea, otro para ti.

    ResponderEliminar
  3. Es triste decir adiós a alguien a quien se quiso mucho... yo prefiero no decirlo, no pronunciar la palabra, dejar "la puerta entreabierta". Me cuesta decir adiós, es como una losa que acaba enterrando todo...
    Espero que no nos digas adiós, señor Denavegantes... Besos

    ResponderEliminar
  4. Es una reflexión, no un anunció ni nada parecido. Con la cantidad de tonterías que aun me quedan por decir, amos anda... Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/7/11 14:31

    No me gusta la palabra adiós, la decía de pequeñita sin buscarle más sentido que el de una despedida siempre provisional. Ahora me suena distinta. He dicho adiós ya demasiadas veces, y la mayoría sin querer decirlo... A esa palabra le acompaña luego un vacío, que también acaba pasando pero mientras dura duele...

    Beso.

    Eva Castro

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)