El jardín de Octubre.


Esta pasada semana, he tenido la suerte de haber asistido y participado de un "curso", en el que el asunto a tratar no era ni el trabajo, ni técnicas o enfoques comerciales, ni cambios o propuestas para el próximo año.

Esas horas las dedicamos a potenciar ( a recuperar o a despertar) el aspecto personal o humano de cada uno de los que allí estábamos. En mi caso, ha sido un regalo. Arrastro una situación tóxica por motivos familiares, algo que me estaba quemando, inutilizando, casi esterilizando, por no saber qué hacer ni cómo ayudar, al haber probado y creer agotadas todas las posibilidades.

Disfruto de un equilibrio muy justo, del mismo modo que me hace feliz cualquier insignificancia, tropiezo con facilidad si no soy capaz de corregir una situación y emocionalmente por otras razones estoy bastante castigado.

Resulta sorprendente como los demás te ven de un modo, mientras tú te ves de otro, y es emocionante saber que para los demás, eres algo más de lo que tú crees ser, y que incluso esa visión es positiva, y que por la misma razón esa influencia hay que llenarla con la misma ternura que los demás te ofrecen.

He aprendido, y he comenzado a dar clases para quererme más, para querer más a los que me quieren o esperan algo de mi. He aprendido y estoy en ello, que es mejor ser optimista y que la mejor arma es la ternura, la paciencia o la oportunidad. El respeto no es estar en silencio, es saber tocar el corazón del otro con delicadeza.

Comprendo que os resulte sorprendente todo lo que os cuento, pero es así, hay que mejorar el rumbo, soltar lastre y comenzar nuevas aventuras, que la vida es para eso, para vivirla.

Finalmente tengo la suerte de contar con una profesora excepcional, que me ayudará a saber leer las complicadas cartas de navegación, aunque sea una manzana que apenas bajó del árbol.

El equipo de EL JARDÍN DE JUNIO ha hecho en pocas horas, un magnífico ejercicio de sensibilidad y redescubrimiento. Solo tengo palabras de agradecimiento por el excelente trabajo desarrollado por Mónica, Jose Luís y Enamed.

Pd.: La fotografía me sitúa en los estudios de Burrell y "Morales", como veis me siento pez en el agua, el color, el equilibrio son justos y hechos a mi medida. Me la hizo mi mujer.

9 comentarios:

  1. Es una pasada. La imagen. Sobre lo otro, se sale de estas experiencias con una energía positiva maravillosa, sabiendo que todo puede ser diferente. Ahora hay que interiorizarlo. Animo! :))

    ResponderEliminar
  2. Pués no sabes lo que me alegro, Adolfo. Creo que tienes mucha razón en todo lo que dices, a veces basta con que nosotros nos queramos o nos veamos bien...
    El respeto ciertamente es tocar con delicadeza el corazón del que quieres... es verdad. Tan fácil y a la vez lo que nos cuesta, ¿no crees?
    Por estos lares también se te aprecia, ¿lo sabes, no?
    Besos de lunes

    ResponderEliminar
  3. Hola María y hola Ginebra, saluditos de lunes para ambas. Es verdad sales con las pilas cargadas, ahora hay que intentar no dejar que se difumine, ir todos los días "a picar a la mina de la alegría", lo voy a intentar desde luego. Claro que lo sé GIN, y es mutuo lo sabes no?.

    ResponderEliminar
  4. A ver, amigo paralelo...en cursos ando también similares a los tuyos, donde descubro quien soy, para mí, para los demás, afianzando el equilibrio y mi autoestima, y sobre todo aceptando el cariño ( que no sólo es dar). Quizás se ama demasiado hasta perder el punto donde nuestra propia mirada se enfrenta con nuestra propia mirada.
    Pero sabes? hoy admiro algo de ti, y me quedo con dos palabras que repites.."he aprendido". Y si el resultado de la foto, es el que ves, será porque tu mujer ve algo muy evidente :). Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hombre navegante, ya tenía yo ganas de saber de ti en tu página. Veo que el viaje te ha sentado de perlas y ahora, lo que tú dices, que no decaiaga ni una miajita.
    Un gusto volver a verte por aquí.
    Buen viento.

    ResponderEliminar
  6. Hola Adolfo, vengo con frecuencia a visitarte y siempre me paro aquí, en esta entrada, queriendo decirte algo, algo sincero, positivo, con sentido, pero finalmente siempre me marcho sin decir nada. Hoy, sin embargo, te traigo la poesía del sosiego, de Pessoa, claro.

    SI YO PUDIERA MORDER LA TIERRA TODA

    Si yo pudiera morder la tierra toda
    y sentirle el sabor sería más feliz por un momento...
    Pero no siempre quiero ser feliz
    es necesario ser de vez en cuando infeliz para poder ser natural...
    No todo es días de sol
    y la lluvia cuando falta mucho, se pide.
    Por eso tomo la infelicidad con la felicidad.
    Naturalmente como quien no se extraña
    con que existan montañas y planicies y que haya rocas y hierbas...
    Lo que es necesario es ser natural y calmado en la felicidad o en la
    infelicidad.
    Sentir como quien mira. Pensar como quien anda,
    y cuando se ha de morir,
    Recordar que el día muere y que el poniente
    es bello y es bella la noche que queda.
    Así es y así sea.


    Un abrazo y sé el mejor alumno

    ResponderEliminar
  7. Jo¡ Sirena, como me gusta leerte. Trato de no olvidar ir cada día a la Mina de la Alegría y cavar un poquito. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ayyy mi manzanito!! Qué olvidado te he tenido estos días... Esos cursos sirven para ver todo aquello que tú explicas, para saber como el simple contacto con la gente nos hace felices o la falta de este, hace que sintamos una soledad indescriptible en nuestro interior.
    Nunca te sientas así, dicen que después de la tormenta siempre llega la calma, y además eres una de las personas más sinceras, transparentes y buenas que he conocido nunca.
    Muchos besitos!

    ResponderEliminar
  9. Que sorpresa Manzanita, y que suerte he tenido al conocerte. Ya sabes que fuiste tú, quién me despertó del letargo y que gracia me hizo tus primeras palabras. Trataremos de mantener esto y de echar alpiste al pájaro pa que no se nos ponga pocho. Respecto a los adjetivos que me regalas, ponlos en remojo, que soy bastante complejo, aunque algo de eso hay, solo en pequeñas porciones. Otras vez huevos fritos para comer?, ayyyyy donde se ponga un arrocito con sus calamaritos, sus almejitas, sy poquito de rape... mmmm jajajaja. Muchos besitos.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)