La realidad diferente.

l
¿Papá que es una limusina, para qué sirve y cuándo tendremos una nosotros?.

Un par de sordas detonaciones puso en alerta a toda la parroquia, un barrio dentro del barrio más pobre de todos los barrios.
Cuando hace cinco años, Luis lanzo aquella pregunta a su padre, solo tenía 7 años, hoy es un fugitivo de la justicia, es un auténtico experto en reventar coches, sabe conducir a gran velocidad, y es un artista en escurrirse de la policía.
La lista se hace interminable si lo escuchas contar su "corta" experiencia en la calle.

Luis no se hizo a si mismo, la calle lo hizo así.

Luis sueña con tener algún día una limusina.


Cuándo ves pasar una limusina y además de fantasía como ésta, caes en la cuenta de que existen o coexisten realidades diferentes, con marcadas diferencias más allá del horizonte de lo esperado, despiertas por un instante y te das cuenta de que no estás viendo una escena de una comedia para el cine, sino que esa es la realidad de otros.

Me ocurre lo mismo cuando al pasar por algunas urbanizaciones, observas unas fincas-palacio-castillo con todo lujo de detalles, ajenos a mi realidad presente, pasada y por supuesto futura.

La experimentación se vuelve pasiva, cuando lo que observo son imágenes de pateras, agricultores de temporada, semaforeros o gente con menos status.

¿Qué nos hizo diferentes?, ¿porqué esta distribución tan incomprensible?, ¿acaso todas estas señales fueron fruto exclusivo del trabajo?, ¿de donde vienen estas riquezas?.

La realidad tienen muchos escalones, yo me sitúo en la mitad aproximadamente: dejé de pasar frío, la casa ya no es un problema, tengo cubiertas mis aspiraciones de clase media trabajadora, que se siente feliz por disfrutar de un supuesto estado de bienestar en condiciones óptimas, con respecto a otros clanes más desfavorecidos, disfrutando de un poder exiguo pero al parecer moralmente justo y suficiente.

¿Existe la justicia, la equidad, la honestidad, la igualdad?
¿Qúe significados tienen todas esas palabras si nadie las oye, apenas se interpretan y casi apenas se escuchan con cierta autoridad moral?.

Hemos creado una sociedad que hace aguas por todas partes. Ni mitos, ni dioses, ni principios. La estructura se sostiene a duras penas. Los escándalos financieros y políticos sacuden día si y día también.

¿Quién puede pedir en estas condiciones que la sociedad, Luis y otros como él, se mantengan erguidos, firmes en sus propósitos, con objetivos encomiables, solidarios y humanos?.

Disculpo a Luís, como disculpo a todos los que como él, son presos de nosotros, de nuestras sociedad, de nuestros status, de nuestra moral de titulares, de nuestras calles.

Habría que dignificar esto un poco porque de lo contrario, cada vez quedará más distante la solución, y proliferarán los grupos de marginados que hacen de la calle su estado y de sus juegos, la ley de la supervivencia.

Luis, si no cae antes, verá por fin hecho su sueño realidad, paseará en limusina, y por un instante se verá reflejado en el cristal de sus ventanas, pero esta vez desde dentro, haciendo girar la rueda en el mismo sentido que lo ha venido haciendo hasta ahora sin final posible.

Fotografías: A. Morales (c) 2009

5 comentarios:

  1. Es verdad lo de Luís y que la calle lo hizo así y también lo de las urbanizaciones castillos-palacios y rubias estiradas con botox hasta el infinito y más alláaaa.jajajajajaja. Por eso mismo son buenos los términos medios aristotélicos... Besos.
    p.d. Claro que sé que es mutuo, tonti. Besos

    ResponderEliminar
  2. La experimentación pasiva, es algo a lo que temo enormemente, la impotencia, la resignación, el mirar para otro lado..caer en la comodidad de la ceguera, es bien fácil en esta sociedad, pero sabes lo peor? que Luis en el lado cómodo de la limousina probablemente sería tan ciego como los demás.
    La calle desgasta mucho, no hace.. deshace a una persona. Besos

    ResponderEliminar
  3. M:

    Asi es, ese es el desenlace de la historia,el poder por el poder, y también es verdad la narcolepxia que viendo te deja inmovil.

    GIN:

    Rubias?. Ya lo sabía. mmmm ...

    ResponderEliminar
  4. Pues lo peor es que cuando Luis acabe yendo en limusina no se convierta en otro más de los que se dedican a crear otros luises como Rockefeller u Onasis.

    Navegante, ¿no crees que sería mejor que hubiera menos limusinas y menos luises?

    He leído que Nicolas Cage se ha arruinado. Pues que se joda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Apreciado Josep, ¿crees en el destino o en la fortuna?, y esos miserables, dueños de la noche y del todo a cien ¿en qué deben creer?. Este luís si es capaz de cumplir los cuarenta, será tan cruel como todos los que le precedieron o más aún. Es la ley de la selva. O ¿porque crees que los tribunales de justicia están atestados de delitos? eso si pasando de puntillas por el propio corporativismo, que eso si es un ejemplo a seguir. Luis lo ve todo. Aunque no se pueda justificar, moralmente es comprensible. Si no hay solución para mi, entonces la buscaré a mi manera.

    Respecto a lo que dices de Nicolas Cage, lo siento por él, aunque sabrá salir, es un currante. Me encanta que le vamos a hacer.

    Bienvenido.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)