Hotel Granada. Cap. 15

15


Del 20 de diciembre al 6 de enero.




El primer contacto con las fiestas de invierno (Navidad, Fin de año y Reyes) se produjo, cuando casi accidentalmente irrumpí en el comercio de la familia Pelayo, situado en la calle Plus Ultra, muy cerca de la Droguería de los Hermanos Borrero y frente por frente al edificio de la Telefónica.


El despertar a estos sentidos, se materializó a golpe de serrín, un ambiente cargado de micropartículas lo teñían de un perfume muy especial, un impacto arrebatador, casi un shock al contemplar, un complejo paisaje de montañas de corcho, musgo y docenas de figuras esparcidas estratégicamente. Un mundo fabuloso en miniatura.



Aquel enorme Belén engalanado "de aquella manera", sin orden ni concierto, agrupaba las familias de: pastores, animales, romanos, reyes, etc., en función de la situación de las vitrinas-almacén.


Así si en la zona de la derecha, se
situaban el castillo de Herodes, y sus guardianes, paralelamente en el mostrador de ese mismo ángulo, estarían docenas y docenas de estos artículos listos para la venta.


Unas figuras elaboradas con arcilla y dibujadas con todo lujo de detalles.


Fue como abrir un libro de cuentos y entrar entre sus hojas. Desde entonces, ya menos, las figuras han ejercido sobre mi, cierta influencia, llegadas las fechas.


La Navidad de aquellos años eran por definición familiares y sencillas.


La ciudad bombeaba su corazón al ritmo de las inclemencias propias del tiempo. .......




5 comentarios:

  1. Preciosa foto del niño con sus botas de goma pisando el charco, un recuerdo que creo es común a todos nosotros. Añoranzas y recuerdos de ese Hotel Granada. Bello. Besos

    ResponderEliminar
  2. Saludos GIN. Constancia que no Nostalgia.

    ResponderEliminar
  3. Hola Navegante:
    No sé si es cosa de mi navegador pero tu página tiene el aspecto de un plato desestructurado de Ferrán Adriá. Si es una licencia artística nada que objetarr pero si no, conviene que lo mires de solucionar por el bien de la humanidad ;-)
    Leyendo como uno puede el texto, se ve a la legua que escondes un niño poeta, que no es poca cosa y así, remontando los años, uno vuelve a ser aquel truhán que trataba de cortarle la cabeza a Herodes por mala bestia. En mi caja de tesoros guardé hasta una docena de ellas y todavía hoy no lo lamento.
    Buen viento, feliz travesía y a ver qué hay detrás de la cortinilla del año nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que favor me haces Josep, la verdad es que la resolución inmensa del MAC me distorsiona la visión sobre los PC's. Creo que ahora esta ajustado a todo tipo de máquinas. Que alivio. Cualquier objeción "técnica" es de agradecer.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)