Italianos...

No es por desdecir al actual cine, pero si tengo que elegir, me quedo con la época dorada del Séptimo Arte Italiano, aquel fantástico, descarado, sorprendente y glamuroso cine, que comandaran: de Sica, Luchino Visconti, Passolini, Fellini o Bertolucci entre tantos otros genios.
El cine Italiano, siempre deja huellas, es humano, trata las pasiones con una intensidad desligada de artificios, no se avergüenza ni de los altos ni de los "bajos" instintos, ni se redime de algo que es consustancial a todos los mortales. Así cuándo en el Cine Italiano, Mastroiani llora, lo hace sin filtros. La frágil y desmejorada imagen de todo un latín lover pasa a un segundo plano, prevalece el drama, la pasión, el hombre. O  cuando hacen el amor, o simplemente la escena solo busca sexo: los jadeos, el sudor y el cenit del orgasmo es trasladado al espectador con absoluto descaro y provocación.

Mucho antes que los "progres" aceptasen a gays y lesbianas como gente normal, Fellini los identificaba una y otra vez, creando una obra de arte con aquel fabuloso SATYRICON.

Ni que decir tiene que el mundo de las ideas, los asuntos políticos, la filosofía es tratada con igual pasión y entrega, nadie podrá olvidar aquella estremecedora y soberbia película antifascista, NOVECENTO.

Han sido muchas maravillas las creadas por estos magos del cine, películas que han pasado a la Historia del Cine, que muchas veces viene a decir nuestra propia historia: El Evangelio según San Mateo de Pasolini, Muerte en Venecia de Luchino Visconti, y tantas otras.
Aunque de todos, Fellini es el que mejor congenia conmigo, sabe sorprenderme, me siento absolutamente entregado a su mundo, y siempre me satisface su peculiar modo de escribir con sus imágenes. La strada, La dolce vita, Satyricon, Roma, Amarcord, La ciudad de las mujeres, Casanova o la versionada Otto e mezzo, son absolutamente recomendables.

Tampoco se puede olvidar que mientras todo eso ocurría, nosotros en España estábamos en plena transición, un país sumergido en el cine de José Sacristán y José Luís López Vázquez. Nuestra sociedad estaba a años luz de este derroche de sensualidad y provocación.

La música que acompaña, pertenece a NINE, un film basado en 8 1/2.

1 comentario:

  1. Adolfo, qué bien has descrito y resumido la época dorada del cine italiano. Humano, envolvente y desprovisto de artificios.

    También coincido contigo en mi devoción por Federico Fellini, te diré que "Amarcord" no es sólo una de mis diez películas favoritas, es la película de mi vida.

    Un abrazo.

    (PD. Las fotos que has ido subiendo, me parecen todas maravillosas)

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)