La verdad de un mundo inexistente.

De nuevo un escándalo de pedofilia salpica a la Iglesia de los Católicos. Estados Unidos, Irlanda y ahora Alemania, y tantos más que quedan por salir a la luz. Una vez más, actos contrarios a la "fe" que profesan diluyen aún más el discurso "cristiano" que proclaman.

En un panorama cada día más laico, a la pregunta de ¿porqué la sociedad se separa cada minuto un poco más de este modo de entender "la religión"?, encuentran en actuaciones como esta, en escándalos financieros, en sus oscuras vinculaciones con dictadores asesinos, en las aún no aclaradas sombras de la Logia P2 y la Banca Vaticana o simplemente ante la falta de humildad, o la ostentación de riqueza que hacen de los jerarcas Católicos, más que misioneros de la paz, miembros de la secta más refinada de occidente, la respuesta a todas ellas. 

Parece claro que este negocio se va a pique y con él todos sus fantasmas. Bien es verdad que  el Concilio Vaticano II con el aperturismo propiciado, tal vez de un modo ingenuo por Juan XXIII, dio lugar  a la posteriormente "corregida" Teoría de la Liberación, que tanto bien hizo entre los "Cristianos de base", y que tanta esperanza esparció en la ofuscada y cruel América Latina dominada por tantos y tantos dictadores. De aquel compromiso "cristiano" surgieron movimientos llenos de solidaridad y justicia, de los que solo quedan rescoldos, una vez que la "institución" ha neutralizado el movimiento tanto en el espíritu, con diversas encíclicas que llaman a capítulo en torno a "los viejos tiempos de obediencia debida" como con la movilidad de sus líderes. 


Es justo poner en cada lado de la balanza a sus actores, y si en un lado situamos a gente fiel a ese movimiento de "fe": misioneros, monjas, laicos colaboradores, sacerdotes, obispos y cardenales, que se han visto perseguidos, señalados y en muchos casos hasta asesinados. En el otro, se sitúa el poder, con la distancia que conlleva tanto en los modos como en las formas, y mucho me temo que en el fondo.

La religión que un día se adjetivara de "opio del pueblo", hoy no resiste el reclamo estéril de humildad, pobreza, solidaridad o amor que con tanta banalidad usan a diario para argumentar cualquier asunto.

¿Que clase de estructura sostiene ejemplos tan delirantes, en los que sus máximos exponentes, viven en el mayor de los desordenes, rinden culto al crimen, amedrentan, violan, y pactan con "mafias"?. 

No hay quien os soporte, ni quien aguante ni consienta por un minuto más, vuestras humillaciones, deslealtades, cinismo o crueldad.

Estoy convencido de que si "dios" existiera, no estaría en vuestra casa. Habéis convertido el templo en un mercado. Juan 2, 13-22.

Esto si es un escándalo y no la moralina diaria con la que tenéis las desvergüenza de salir en los medios.
Aún estoy esperando verle la cara a José Antonio Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, dando explicaciones y justificando estos hechos.
No tendrá huevos.

A.Morales * Ilustraciones tomadas de la red y cartel de la Conferencia Episcopal con añadidos.

4 comentarios:

  1. Interesantísima reflexión sobre esta Institución trasnochada e hipócrita, a mi modo de ver. Efectivamente el doble juego y la opulencia son sus monedas de cambio y cuando han surgido Iglesias cristianas de verdad como en Latinoamérica la Teología de la Liberación, han sido aplastadas por los jerarcas del Vaticano. Una pandilla de sinvergüenzas en general (habrá excepciones) que se han dedicado a vivir del cuento. Mientras tanto, han ocultado en muchos casos crímenes horribles como la pederastia, es decir han sido cómplices en la sombra y en su forma de actuar critican el derecho al aborto de muchas mujeres o niñas que tienen unas circunstancias que les impide hacerse cargo de un niño.
    No tengo mucho más que decir, pues ya lo has dicho tú, y muy bien dicho además. Besos

    ResponderEliminar
  2. Saludos GIN, veo que hemos coincidido, la verdad es que salvo esos ejemplos realmente dignos, esta gente tiene muchas manchas, demasiadas e inaceptables. Cada vez los soporto menos.

    ResponderEliminar
  3. Entrada adecuada para ir preparando el domingo de ramos. Apuesto a que Martínez Descalzo fue un niño de esos. No sé, me da a mí...
    Un abrazo y buen viento.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que está resultando excesivo el número de escándalos de este grupo de religiosos, tanto es que resulta realmente obsceno.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)