Venecia.

Para cuándo Venecia se situó entre las preferidas de todas las ciudades mediterráneas, ya estaba consagrada a ser un referente, una delicia para los sentidos. Los comerciantes hicieron de Venecia el mejor de los palacios, un lugar en el que los negocios la llevaron a su mayor esplendor y a cuanto de servidumbre trae consigo el dinero facil: sexo, drogas, apuestas, vendetas, favores administrativos,etc.  Nada que nos sea ajeno.

Venecia es el exponente histórico de este tipo de negocios, que se cierran entre los vapores de los mejores caldos, la sonrisa de las mujeres más bellas y los compromisos más sordidos en busca del beneficio fácil.

No obstante, Venecia a pesar de este mecanismo supo sobrevivir, y aún hoy se muestra luminosa y bella, encantadoramente deliciosa, cercana y turbadora. Es la mejor confidente a la que prestar el oido y dejarse abstraer a tantas y tan difversas, historias, leyendas o misterios que celosamente esconden sus muros y sus estancias más secretas.

Giacomo Casanova, aventurero y mujeriego, además de espia y escritor, supo ser un personaje que dio lustre a los salones públicos y a las alcobas más distinguidas. Su elocuencia y fácil prosa, acompañado de su estilo y refinamiento tan italianos, sin mencionar su atractivo personal, hizo que Venecia se convirtiese además, en un foco de atracción para los amantes, que buscaron entre sus gondolas y bajo sus puentes, la complicidad deseada para entre tanta belleza encontrar el estimulo de haber amado al amparo de los colores y los aromas de una ciudad tan singular como esta, a la que Vivaldi y Albinoni pusieron música y Tiziano en sus oleos sus estampas más sensuales.

  Venus de "Urbino" o Venus del perrito de Tiziano.
*
 
 Imagen superior *fotografía: A.Morales (C) 2010.

Memoria


Nadie se acordará de nosotros cuándo hayamos muerto...
desojados y desérticos estarán nuestros recuerdos, 
desarboladas nuestras estanterías, 
y ya solo el silencio sabrá de nuestras frustraciones...
Fotografía: A. Morales (C) 2010

José se marchó feliz, atrás dejo su libertad.


"Si hay que buscar el sentido de la música, de la filosofía, de una rosa, es que no estamos entendiendo nada".

José Saramago.

Fotografía: A.Morales (C) 2010.

Rituales.

Plaza de España de Roma
*
"¡Albert! ¡Deja de decirle a Dios lo que tiene que hacer!"
Niels Bohr (físico danés, amigo de Einstein)

Fotografía: A. Morales (C) 2010

Café Greco. Roma.



Me encanta ir de visita a estos lugares en los que pensadores o artistas, dejan una sombra alargada casi fantasmal, que simulando una foto de larga exposición imprime en el "negativo", la fugaz aparición de un espectro. 

Algo parecido sucede, en estos "templos".  Si bien tomar un café por mantener la historia resulta caro, no por ello es más rentable aún, las sensaciones que produce haber compartido una de aquellas mesas, entre espejos que un día intercambiaron miradas, y el rojo del tapizado que otros, dieran cuenta de los mejores y más deseados traseros que por allí también se pasearon.  Sentarse y mimetizarse, retrocediendo en el tiempo  y creyendo ver por instantes el paso "difuminado" de Listz cargado de partituras, de Casanova rodeado de jóvenes y hermosas mujeres, o al mismo Marconi (inventor de La Radio) que vivía a escasos metros en la misma Via Condotti, y que solía asomarse a contemplar el espectáculo que estos otros "genios" desarrollaban dentro de aquellas paredes.

Esta es parte de su historia:
Café Greco: "El favorito de la Ciudad Eterna"



"Nació el Café Greco en 1760, fundado por un emigrante griego, convirtiéndose en el favorito de artistas extranjeros que vivían y trabajaban en "La Ciudad Eterna".

Sustituía al Café Turco, más antiguo, que había sido frecuentado por personajes librepensadores de peluca empolvada, como Giacomo Casanova, los castrati y muchos clérigos vividores de la corte pontificia. 

Sus espejos fueron testigos de tertulias con el famoso Búfalo Bill y discusiones literarias protagonizadas por Keats o Goethe. En sus veladores de mármol, músicos como Listz, Bizet o Wagner compusieron algunas de sus más destacadas obras.

Ya existía el Café Greco cuando Johannes Joachim Winckelmann, el creador de la Historia del Arte, era asesinado durante la noche por un tal Arcangeli en una posada de Trieste. 


La primera victoria de este establecimiento sobre la barbarie consistió en permitir que se fumase en su interior. Esto atrajo a visitantes como Johann Wolfgang Goethe, quien durante sus estancias del otoño de 1786 y del verano del año siguiente no dejó de acudir al Greco. El pintor inglés Sir Joshua Reynolds también se acercaba al Greco, para fumar en su larga pipa tabaco turco. Una segunda victoria sobre la vulgaridad aconteció durante las guerras napoleónicas, cuando la escasez hizo que los demás locales ofrecieran a sus clientes sucedáneos infectos hechos con achicoria y castañas. En el Greco se siguió sirviendo café del bueno, aunque, eso sí, disminuyendo la dosis en cada taza. Naciendo así el café expresso".

"Yo amo a aquel que desea lo imposible".
Johann Wolfgang Goethe

Fuente: La red.
Fotos 2y 4 A. Morales (c) 2010

Todo es efímero.


La memoria del tiempo pasado, nos dice incansablemente que nada permanece para siempre, que todo es perecedero y finito. Solo tenemos una vida y el reloj no deja de perder granitos de arena.

Estaré el finde en Roma, Piazza Navona, una de las plazas más bonitas de Italia y posiblemente del mundo me debe unas vistas. Nos vemos a la vuelta.

Soledad

La soledad se admira y desea cuando no se sufre, pero la necesidad humana de compartir cosas es evidente.
CarmenMartín Gaite.
*
Fotografía: A. Morales (C) 2010

Hotel Granada XIX.

Bajo el influjo de las máquinas.

Lo cierto es que no recuerdo que hayan existido demasiados días, en los que no hubiese descubierto algún modo de disfrutar, siempre desde la sencillez y la escasez jesuítica a la que estábamos abocados por cuestiones obvias. Esa es la razón de que observase la road city  o dicho de otro modo, el ajetreo de la ciudad, desde un ángulo diferente.

En contadísimas ocasiones tuve más de lo deseado para hacer con las pesetas, algo que no estuviese perfectamente encuadrado en el capítulo de gastos: ir al cine, y poco más. El resto de las ocasiones, se limitaban a: comprar algo del kiosquillo, jugar a los futbolines o a “las máquinas” y pare usted de contar, y estas actividades lúdicas, se enmarcaban dentro de otro ritual, por decirlo de algún modo. Los sábados y domingos eran días de “paga”, de una paga escuálida pero suficiente. Lo llevaba bien. Me acostumbré a no tener, a no necesitar, por lo que cuando había algo, disfrutaba como el mejor de los cumpleaños.

La escasez de recursos potencia las expectativas, así me encantaba jugar a las máquinas, o mejor dicho, me encantaba ver cómo jugaban otros, apostándome silenciosamente y respetuosamente en un costado de ese mágico tablero, por el que deambulaban aquellas bolas de acero, iluminadas por leds de colores, emitiendo sonidos a cada golpeo.

Aquellos primeros pinball, también llamados flippers, eran para nosotros “máquinas”, y cada cierto tiempo surgían nuevas propuestas, estos magníficos trastos  se apostaban en bares o en salones, compitiendo con mesas de billar o futbolines. De todos ellos, era el único que evolucionaba.

La visita de Mari Posa.




Hoy Doña Mari Posa, se posó en mi little garden, y estuvo toda la mañana desde primeras horas, danzando de hoja en hoja, inmutable, parsimoniosa, tranquila, observadora. 
A tal punto llegó a estar como en su casa, que incluso se apostó sobre el pecho de mi hijo Dani, quien la observó sin saber muy bien que hacer: si dejarla, si cogerla, si espantarla, al final un soplo y a volar. 
Que gusto da recibir visitas como esta, de la naturaleza que danza libre y a mi que tanto me gustan los bichos con quien comparto tantas cosas. 
Espero Mari Posa que vuelvas mañana, o cuando quieras, tienes a tu disposición un montón de hojas verdes con filos blancos, que junto a las flores fucsias de la Buganvilla, las múltiples Cintas, el gran Plumero de filamentos rojos, o el crecido Pacífico, sin dejar de nombrar al voluminoso Jazmín colorean mi jardín secreto, todo eso tienes a tu disposición, para tu recreo. 
Solo una condición, a tu paso, no olvides y aprovechando mi siesta, bisbisearme al oído lo que vistes en tu vuelo desde más allá del mar, será formidable seguir con los ojos cerrados un poco más, volar contigo imaginando  esos paisajes.

Fotografía: A. Morales (C)

El circo Bilderberg

Como viene siendo una tradición con fecha fija en la agenda, el Club Bildelberg vuelve a reunirse y esta vez en Sitges

Que a ese Club pertenezcan personalidades influyentes del mundo de los negocios o la política, es sobradamente conocido. 

Que en sus reuniones con carácter reservado, hablen de todo lo que les apetezca, que puedan marcar la agenda de gobiernos, empresas o que al menos lo intenten, puede estar hasta dentro de lo posible. 

Pero lo que hoy pongo encima de la mesa es, si se confirma la presencia de Zapatero, algún ministro o inclusive la Reina Sofia (asidua del grupo), que asisten y actúan en razón al cargo que ocupan o que representen, debo denunciar y reclamar que dicha presencia se entiende injustificable, si cuanto dicen o escuchan queda en el ámbito de lo privado. 

Los cargos públicos o institucionales, no pueden actuar como personas o entidades privadas en ningún caso y bajo ninguna excusa,  la responsabilidad del puesto que ejerce y de la representación que ostentan hacen incompatible su actuación como personas privadas o anónimas. Por lo que todo lo que digan y oigan pertenece a lo público, de lo contrario se estaría usando el cargo para fines personales y sería causa suficiente como para ser censurable y reprobar su actitud.

¿Pero que pinta Zapatero, Moratinos, Solbes, Solana,La Infanta Cristina  o la Reina Sofia?, ¿ de que leches hablan?.
Señores ¿que clase de circo es éste?


Fotografía: André Kertész

Zapatero y sus cadáveres: Cándido.


Veamos si hay que repartir hostias, seamos justos y hagamos un reparto equitativo. Ahora que todos los guantazos se los lleva Zapatero, hay que poner encima de la mesa todos los cromos, de esta colección de afines que han vivido a la sombra del "estado de bienestar", sin hacer el mínimo ruido, y disfrutando de las mieles del poder.


Cándido a estas alturas ya lo sabes, tú también eres un cadáver político, tu carrera está finiquitada, no te fíes de la aparente calma de la sociedad española, los trabajadores españoles después de las últimas barricadas están/mos aborregados, para prender fuego a un neumático poco menos que hay que votar en plenario, se ha perdido el coraje, porque estamos infectados del virus del bienestar, y la movilización cuesta, porque apenas hay en quién creer. Pero no te olvidarán, también te silbarán, sería injusto que no lo hicieran.

Ser de Izquierdas como tantos como tú es una jilipollez, para mi ser de Izquierdas es ser realmente solidario, critico, contestatário, nunca sumiso, fiel, o un pelele en manos del poder, para defender "las izquierdas" cueste lo que cueste, sin más razón, perdiendo la independencia, la sobriedad, el sitio de la clase trabajadora. 
Cuanto tendríamos que aprender de Nicolas Redondo, sobre todo tú. 


Esta batalla está perdida y con razón, y no solo la ha perdido ZP, sino que el PSOE ha sido su cómplice. Habéis consentido la estirpación de la salsa del partido, os habéis hecho fuertes, haciendo piña, vosotros que uno a uno no tenéis ni peso específico, ni carisma, solo orgullo, control y demagogia, y ahora no tenéis ni alternativa, ya os encargasteis de eliminarla. 
Flaco favor al Socialismo Español, que necesita de una renovación desde las bases, un proceso que espero comience a partir de ahora, eliminando todo lo superfluo, falso, acomodado y accesorio que hace que la política sea, lo que es hoy: estéril.
Ahora cuándo desaparezca el lujo del poder, muchos de los que hoy están, se volatilizarán. Tiempo al tiempo.

¿Y tu Cándido a que te dedicarás, en que habías pensado, ya ves, apostaste sin mesura y ahora inevitablemente, te ves engullido, que esperabas?.

"Muchas personas son lo bastante educadas como para no hablar con la boca llena, pero no les preocupa hacerlo con la cabeza vacía".
Orson Welles, cineasta.

VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)