Edith Piaf, contra todo pronóstico.

Mientras nos embargamos en este simplista paseo, en el que todos debemos ser gente de éxito, y en el que no tienen cabida esos otros tarados, desnivelados o inadaptados a los que "sus circunstancias" les merma a priori sus posibilidades de éxito; mientras nos codeamos entre gente de nivel, líderes natos, dirigentes y ejecutivos, todos ellos ejemplos de una fracasada sociedad: moral, cultural y obviamente económica, mientras todo esto ocurre, y la incontinencia verborréica de las teorías más estúpidas y peregrinas se disparan, ahora atenuadas por el ruido de la crisis, aunque agazapadas a la espera de la ansiada bonanza, para volver por sus fueros e irrumpir de nuevo -si nadie lo remedia- a pamplinificar la vida, mientras todo esto ocurre, estaba yo en ese vomitivo debate, cuándo me tope una vez más con el brillante timbre de voz, de esta mujer: EDITH PIAF, una mujer que con su voz hizo llorar a toda Francia, devolverla a si misma, observarse su ombligo, pedir perdón, y tratar de reconciliarse con la solidaridad tan distante de los cretinos que nos dirigen a diario, ayer, hoy y posiblemente mañana, aquí y en cualquier lugar.


Esta mujer lo tuvo todo en contra desde el mismo momento de nacer, una farola de la calle Belleville es testigo del parto, momento que  aprovechó su padre para abandonar a su mujer. Su madre, una pobre cantante ambulante sin suerte, le hace compartir la miseria de las calles del viejo París, entregada a su abuela materna para mantenerla, fue criada con biberones de leche y vino a partes iguales, y terminó siendo criada de las prostitutas de la casa que esta regentaba, finalmente su padre la recupera y la introduce en el mundo de los cómicos y más tarde en el de los cantantes independientes, consciente de su especial timbre de voz.

Llega a tener una hija con 17 años que perdería por una meningitis dos años después.
Es a partir de 1936 y no exenta de tensiones, que comienza a brillar por su excepcional voz.
A los 47 años de edad muere de una cirrosis.



La história le concede un lugar especial por su aportación a la música, por su humanidad, por el alto precio que tuvo que pagar para tratar de ser feliz, por el enorme esfuerzo que tuvo que hacer por ganarse el aprecio y el respeto de su país, por haber obtenido éxito contra todo pronóstico.
Edith Piaf aún hoy es un ejemplo, que nos recuerda que lo fácil no es vivir entre la simpleza de creerse con suerte, esclavos de la teoría fácil o del juicio simple, sin demostrar ni saber a que mundo se pertenece,  sino que todo tiene  un precio en la vida, que hay que salir a la calle ha  buscarlo, y ganárselo, confiando en el trabajo bien hecho, en el respeto y en el esfuerzo, esperando porque no, en que la suerte también nos conceda una oportunidad.

3 comentarios:

  1. Siento una admiración por ella...

    De pequeña jugaba a imitar su voz.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Supe de Edith Piaf cuando sólo era un niño de visita a mis tíos en Francia. Era el día de su muerte y desde entonces siempre me interesó.
    Un abrazo y buen viento.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)