El río Moon.

Hay melodías y canciones que me da miedo oírlas. Por alguna razón abren puertas que no quiero abrir, y cuando esto ocurre, me envuelvo en una melancolía que no busco, y entonces me siento tan frágil, tan de paso, que todo se vuelve desconsoladamente triste, tanto es así que me enternezco profundamente y apenas soy capaz de contener la emoción.

Lo mismo me ocurre cuando escucho sin pretenderlo, algún programa de radio, postergado a las mañanas, casi madrugadas del sábado, dedicado a nuestros abuelos, en los que dan su opinión, cantan, incluso declaman versos románticos casi infantiles, en los albores de su último aliento.

Reconozco que soy emocionalmente bastante poca cosa, que me da miedo cuando deparo y tomo conciencia de lo que soy, de lo poco que dura esto, de las metas que apenas alcanzo, de mi mediocridad tan sublime, de no saber aún si seré algún día definitivamente feliz. Me da pánico Moon River y su perfecta sintonía, con la que es fácil dejarse transportar, me da miedo despertar de este apacible sueño y descubrirme cano y viejo, esperando el último día. No creo que sea capaz de soportarlo.

Cuándo se estrenó DESAYUNO CON DIAMANTES apenas tenía 5 años, por lo que no supe de la película ni de su banda sonora hasta mucho tiempo después, no pertenece a mi época, pero tal vez por haberla oído tantas veces a nuestros mayores y el efecto que en ellos logró, es por lo que me ocurre todo esto, o tal vez porque habla en un idioma que todo el mundo entiende.

-"¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo
-¿Color rojo? Querrá decir negro.
-No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. “

Diálogo de Desayuno con Diamantes, dirigida por Blake Edwards, interpretada por Audrey Hepburn como Holly y George Peppard como Paul. Basada en la novela del mismo título de Truman Capote.

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda, es una publicación muy hermosa y triste. He acudido a tu blog para leer algo sobre sexo (lo siento, parazco algo frívola pero es uno de los pocos blogs de sexo que he encontrado por estos lares) y afortunadamente, me encuentro con tus palabras profundas, sinceras y llenas de vida, aunque en algunas líneas se perciban rojas, con miedo, pero no es vivir, tener miedo y deseos, sueños y desilusiones, apetito y algo de saciedad... ante todo, me agradó leerte y no he visto la esta película, sí he leido mucho de ella pero nací dieciseis años después de que se rodara la película... de acuerdo, esto no es excusa para no verla.

    feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Hola ALAS, bienvenida, estoy de acuerdo en el adjetivo, la B.S. de Mancini es de esas que dejan buen sabor.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que tal Esilleviana?, menudo nick, ya me lo explicarás otro día. Bueno, sexo, solo sexo por aquí no será lo único que encuentres. Date un paseo por “En capítulos anteriores” y esta ventana pretende ser como la vida misma, vamos la mía se entiende. Me encanta tu frescura. Bienvenida.

    ResponderEliminar
  5. Hola Adolfo, ha sido mera casualidad llegar hasta aquí, pero aquí estoy, estoy y me quedo y te llevo conmigo a mi blog, ¿por que? porqué me mi di una vuelta por tu carrusel y me he quedado con más ganas. Encima me recibes con esta sublime canción y me recuerdas que hace mucho que no veo una película clásica. ¿Que mas hace falta para seguirte? Sinceramente, nada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo podríamos distinguir los días de color "rojo" si no hubiera días de color "negro" ?

    Besos con diamantes !

    ResponderEliminar
  7. Hola Adolfo:
    Moon River viene a ser como una joya que perteneció a la generación precedente que los de la nuestra vemos de refilón porque para imbuirse por completo de su historia igual había que ir vestido como los protagonistas, tener su misma vida cotidiana y medida de las cosas. Sin embargo, su BSO trasciende, impregna y nos reconcilia con no sabemos qué.
    Días rojos, sí, ¿pero qué diría la buena de Audrey si tuviera que pronunciar esa frase hoy? ¿Marrones?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Saludos Sheol13, me sonroja todos tus adjetivos, en confianza, no es para tanto. Estuve en tu blog, y me parece muy interesante el trabajo que haces sobre la música, te visitaré. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Brisas, que razón tienes y que ejercicio de síntesis tan certero sueles hacer. Diamantes en bruto para ti, tienen más posibilidades.

    ResponderEliminar
  10. Hola Josep, estamos de acuerdo, la BSO tiene algo, es cierto. Saludos y buena mar.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)