Aquellos otros campos radiactivos.

Debió ser, que alguien entendió que el campo español debía ser radioactivo, para abandonarlo a toda prisa, y dejar a aquellos lugareños como muestra de una civilización anterior al modernismo. 


Siempre ocurre lo mismo. Y un accidente se convierte en una fácil oportunidad reivindicativa. A la luz de ese debate, digo yo que todos esos ingenieros, deben ser meros especuladores, y maquiavélicos manipuladores de masas al pretender defender la alternativa nuclear como plausible. 

Ahora, ser ecológicamente responsable, pasa por rechazar la energía derivada del petróleo, las nucleares, y las mismas centrales hidroeléctricas. Todas atentan contra algo. Todas son una provocación. Al mismo tiempo con absoluta indiferencia por lo que se deja atrás, defender las otras alternativas verdes, aparentemente más respetuosas con todo ese medio que se defiende a capa y espada, y que dicho sea de paso, son de momento caras e incipientes  alternativas: eólica, solar, térmica, mareomotriz, geotérmica o la obtenida de la combustión de biomasa.

Solo apuntar un par de datos. Cuándo surgió la elaboración de “gasolinas” con el aporte de semillas de cereales y así obtener bio-combustibles, el precio de los cereales se disparó tanto, que muchos países en subdesarrollo notaron la carestía de un bien de primera necesidad, como era simplemente, el pan. Las grandes explotaciones prefirieron convenir acuerdos con las compañías que apostaban por esa formula en detrimento de “la primera necesidad”, la demanda se disparó y el precio corrió su misma suerte. Al final el proyecto se vino abajo: coste, rendimiento, residuos, aquello no era, todo oro lo que relucía. También recordar que cuándo los primeros trenes, consumían ingentes toneladas de carbón, los gases resultantes de la combustión necesaria para generar tantos caballos de potencia como para hacer rodar aquellas estructuras de hierro, fueron tiñendo de negro el paisaje, y más de un pulmón. Pero a nadie escapa que gracias a “aquella revolución industrial”, la comunicación y el desarrollo de naciones y pueblos fue posible a costa de algunos sacrificios. Siempre se termina pagando.

Hace poco un ingeniero, al que se le estaba entrevistando acerca de la crisis nuclear de Japón, advirtió al periodista con la rotundidad del técnico bien informado y con la sobriedad que suele caracterizarles que.. “cualquier objeto, mecanismo, o control sobre los elementos, sea agua, luz, calor.., que no sea natural, que haya sido ingeniado por el hombre, cualquiera a pesar de las pruebas y escenarios extremos a los que son expuestos antes de ponerlos en uso, son esencialmente mecanismos expuestos a errores, al ser correcciones de comportamientos “salvajes” que se dan en la naturaleza. Así es que la posibilidad de que un avión pueda dejar de volar, existe, aunque es tan extremadamente pequeña que la contingencia se vuelve poco probable y se descarta. 

Del mismo modo las centrales nucleares, sufren todo tipo de análisis y test’s que calculan los riesgos y las situaciones posibles imaginables y hasta supuestos inimaginables, antes de poner en marcha un proyecto de esta naturaleza.

No son suicidas los defensores de la energía nuclear, ni caprichosos consumistas, ni terribles imperialista, ni peores defensores del medio ambiente. La opción es plausible y necesaria, por una razón de autonomía, de no dependencia de terceros, y también de economía. No olvidemos que la energía es para quién puede pagarla, y solo hay que ver los precios de las gasolinas, en las estaciones de servicio. 
La revolución industrial del siglo XXI, necesariamente pasa por el aumento en la demanda de energía eléctrica y este es el camino más corto y más seguro.


No vendan más eslóganes, vendan soluciones razonables, estoy dispuesto a escucharlas.

1 comentario:

  1. Hola Adolfo:
    Coincido esencialmente con el análisis. Dsarrollo sigue siendo como siempre utilización intensiva de energía y esa energía tiene sus precios (económicos, ecológicos, de riesgo, etc.) El debate es si sabremos qué hacer cuando el debate nuclear se haya apaciguado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)