Ritmo y cadencia.



Somos tan caprichosamente repetitivos, que apenas hay diferencias razonables en nuestro común ritmo diario. Vivimos y morimos, con la misma cadencia del sol al atardecer de cada día. En cambio, creemos en cosas diferentes, observamos la realidad desde puntos de vista bien distintos, argumentamos nuestros principios como los más ajustados y por tanto más cercanos a la verdad relativa de nuestra otrora realidad. 

Es justamente el efecto contrario, que experimenta un astronauta al escapar de la atmósfera terrestre y adentrarse en el finito infinito del espacio más cercano y posible, es decir, todo se vuelve relativo, y las únicas leyes son las de la inteligencia humana aplicada al mecanismo transportador de ida y vuelta. A 38.000 km/h nuestro mundo desaparece, carece de ritmo, no hay cadencias, ni otros argumentos que alcanzar el objetivo de la misión y volver sanos y salvos a casa.

En cambio, en las distancias cortas, el efectos es endiabladamente espeso, confuso, complejo, arbitrario y en muchas ocasiones hasta sucio, feo y desagradable. No nos soportamos, por eso levantamos muros, escribimos leyes, estructuramos la sociedad, creamos castas, clanes y familias. 

Tal vez deberíamos viajar más al espacio, aunque por suerte a pesar de todo, también en las distancias cortas somos capaces de reconocernos a nosotros mismos, contemplar la belleza de los colores que nos rodean e incluso en contadas ocasiones, mimetizarnos y encontrar serenidad y orgullo a la vez.


"Nuestras vidas realmente no nos pertenecen, pertenecen al mundo, y a pesar de nuestros esfuerzos por darle un sentido a éste, el mundo es un lugar que va más allá de nuestro entendimiento

Paul Auster

Fotografías: A.Morales (c) * Lituania 2011

6 comentarios:

  1. Somos repetitivos, en cambio tú siempre me sorprendes.

    Qué fotos más maravillosas, sobre toda la primera. Lleva todo el peso de la soledad sobre ella, o al menos lo parece.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todos andamos bastante solos Alas, es un modo de vivir. Es fácilmente reconocible, cuándo se ha pasado por el trance. Aunque vista de cerca esta señora, me pareció que vivía de un modo pleno, de acuerdo con ella misma, serenamente segura. Vivir reivindicándose. Que mejor modo de vivir, no?.

    ResponderEliminar
  3. Pues a la lectura del texto, que tengo que decir que me ha apasionado, iba a comentar algo parecido a lo que tú mismo has adelantado. ¿Qué mejor opción que reivindicarse continuamente? claro está, de forma sana, sin alborotar, sino viviendo y reviviendo cada vez.

    ResponderEliminar
  4. Hola Sergio, encantado de saludarte y de la convergencia. Me alegra verte por aqui. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Así me parece también a mí: somos, los humanos, tan distintos y sin embargo tan iguales.... todos somos algo "extranjeros" de nosotros mismos y a la vez todos buscamos en los demás aquello que tenemos en común, átomos, átomos sueltos que han de combinarse para ser moléculas

    De Paul Auster también: "Mi visión del mundo la resumo en estas frases: El mundo está en mi cabeza. Mi cuerpo está en el mundo"

    Captaste esas instantáneas con maestría. La señora nunca sabrá que unas personas muy ajenas a ella, de otros países, la están "acompañando a tomar su té con nuestra presencia, ahora mientras reflexionamos"

    En la calle, azulea la tarde, los transeúntes se dirigen a diferentes lugarse en solitario, en compañía... parece que se pone el sol, un día más para la naturaleza, un día más, o un día menos, para los hombres y mujeres de un lugar de Lituania

    Abrazos
    M.

    ResponderEliminar
  6. Hola M, encantado con tu visita. Compartimos la misma frecuencia y las mismas sensaciones. Respecto a la señora o a los ajenos transeúntes, ¿quién sabe si nosotros mismos, no hemos sido captados por los ojos de otros casuales fotógrafos y formamos parte de esas otras instantáneas, que no deja de ser la vida en si misma?. ¿Hace un café?.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)