Aljaraque (Huelva)








Paso mil veces y hoy tocaba dejar constancia de la belleza de este entorno.
A medias con el pinar y las Marismas del Odiel, esta localidad resurgió en respuesta a la demanda de viviendas individuales o adosadas, en un entorno natural y a pocos kilómetros de la ciudad de Huelva. 

Tradicionalmente, fue un pueblo de mineros y pastores, cabreros para ser exactos, que vendían leche y queso fresco en "la capital”, que transportaban atravesando el río Odiel, en pequeñas barcas, su sustento por años; más adelante las líneas regulares de autobuses DAMAS con destino a las playas de Punta Umbría, hacían parada y era recurrente que sábados y domingos se mantuviesen abiertas casas-mercado con fruta, patatas, tomates, huevos y cervezas, convirtiéndose en la despensa del fin de semana. Más adelante, sus bodegas fueron lugar de encuentro de gente joven y no tanto: músicos, poetas, antifranquistas que hacían allí sus tertulias, de cuándo "los grises”. 

Hoy, no recuerda apenas ese pasado, aún tiene pendiente la integración de los 4 variopintos núcleos que la constituyen, y resolver sus señas de identidad.

En cualquier caso, un espacio amable, familiar, para el que, aún con carencias, solo tengo palabras de agradecimiento.

Fotografías: A.Morales (C) 2011

Hasta las cejas, con perdón.



Parece como si la vieja guardia Socialista, no esperase esta hecatombe, ni la que le seguirá. Pero hombre de dios si está cantado, es imparable. Los últimos 3 años han sido definitivos. El chivo expiatorio sin lugar a dudas: Zapatero, para él toda la gloria y todo el descrédito ganado día a día, para él y de paso para sus adláteres, menuda pandilla de políticos inútiles y estirados. ¿Desde cuándo se puede gobernar de espaldas a la ciudadanía, o sin oír las voces más razonables en su propio partido, que desde hacía tiempo le venían cantando aquello de, “por ahí no vamos a ninguna parte", y él y sus afines, erre que erre, en lo suyo, empeñado en una escena imposible, y sobre todo ¿se puede uno sentir representante de un partido con señas Socialistas y hacer guiños a los gustos y costumbres de la “feroz” derecha. ¡Elige, dentro o fuera!, pero a la vez en los dos sitios, como que no. ¿En qué estriba sino la diferencia?.

¡Por fin!, no va a ver más remedio que revisar todo esto, ya era hora, lo necesitábamos, y de camino, tenemos que  aprovechar para soltar lastre, y sacar fuera tanto descrédito, tantas viejas solidaridades, tanto vicio, tanto club de illuminatis provincianos, una vieja guardia que se ha hecho fuerte en cada plaza sin conexión con la realidad, ¿tanta falta de identidad con los ciudadanos, a los que se supone se pretende representar, es posible? ¿gobernar dando la espalda?, ¿dónde se ha visto tanta arrogancia?, y ese otro discurso ¿si en las filas de tus oponentes políticos hay chorizos, por qué no podemos tener nosotros morcillas?, absurdo, no?.

La suma de viejos y jóvenes, es indiferente, lo que cuenta son los principios y la coherencia, y lo que sobra es la prepotencia, la arrogancia, y ver a los ciudadanos como oponentes o simples monedas de cambio.

Por suerte, en jardinería es bien sabido que para que un rosal crezca sano y bonito, lo mejor es una poda concienzuda y a tiempo. 

Pues eso, que rueden cabezas, que hace tiempo que hacía falta, años diría yo. Tenemos tiempo para reverdecer de nuevo desde la autocrítica. Nada mejor que un buen principio. 

Va a depender del abono, de la poda y del jardinero.

Nota: la letra Price Tag de Jessie J, tema musical que acompaña esta entrada, no tiene desperdicio.

Extraños.





Si no recuerdo mal, ya han pasado casi seis años desde que mi objetivo y sus cristales oscuros decidieron cruzarse. Menos de un segundo, un tiempo casi imperceptible y quedó Vd., atrapado para siempre, hasta que el servidor pierda la memoria o hasta que el disco de las copias se estropee, algo que indefectiblemente ocurrirá cuándo menos lo espere. 
De entonces a hoy, cientos de accidentes, revoluciones, contrarrevoluciones, misiones de paz, decena de miles de muertos, miles de nacidos, ladrillos y más ladrillos, eslóganes, lemas, contraseñas, tarjetas caducadas y noches de verano, y de invierno, y otra vez de verano, y otra vez de invierno, noches, días, mediodías, medianoches.


¿Y Vd., que fue de Vd.?, ¿encontró aquel trabajo, por fin se decidió a vivir con aquella chica, o por el contrario terminó haciéndolo con aquel colega que le acompañaba aquella tarde calurosa de mayo en Barcelona?, ¿duró aquella experiencia, la mantiene aún, prefiere estar solo o por el contrario volvió con sus padres?, ¿y aquellos libros que leía, extrajo conclusiones, las puso en práctica, las desechó, ahora lee otras cosas, mira otros paisajes, tiene otros gustos o le sigue aturdiendo el aroma del jazmín en primavera, la cerveza fría del mediodía, la arena entre sus dedos a cada paso cuándo decide pasear por la playa?. ¿En que cree ahora?, ¿cambió de religión, ya no cree, se volvió agnóstico, superó esa etapa?.


Seis años ya, parece que fuera ayer, y sin embargo todas las preguntas están abiertas y todas las respuestas por contestar.


Seis, sesenta y seis, o seiscientos sesenta y seis y ocurrirá casi lo mismo, seguiremos siendo extraños, meros desconocidos.

Disculpe que le diga, pero Vd. y yo estamos condenados a no significar nada, el uno para el otro, aún así, no me negará que este fondo de Latin Jazz, no es capaz de hacerle volar al proscrito caribe de los Castro y pensar que allí, aún es posible la revolución de los sometidos. 



Fotografía: A.Morales (C) 2005 Montmeló * reversionada 

Y de pronto, todos los despertadores sonaron a la vez.





Espero y deseo que esta manifestación “espontánea” no se desvanezca después del domingo, ni que descubramos malévolas intenciones de alguno de los sectores participantes, ni influencias ajenas al supuesto espíritu idealista reivindicativo que amparan y justifican moralmente, los propósitos de fondo de este singular movimiento.

Dicho todo lo cual, que es como curarse en salud, no sea que la frustración suceda a este "Mayo del 68” Español sin tiempo de reflexionar, conviene aclarar los papeles.

Verán, desde mi punto de vista, hablar de indignación, lo vengo haciendo con nombre y apellidos desde hace mucho tiempo,en primera persona, incluso cuándo las vacas eran gordas y pastoreaban a sus anchas, y siempre que sale este adjetivo me acuerdo de los de siempre, los pobres, los menos inteligentes, esos que no tienen el afecto de la aldea global, ni sitio, ni simpatías, sino todo lo contrario.

Me atrevería a decir que la totalidad de los Españoles, menos los profesionales afines a los intereses de partido, los tiburones de las finanzas, las grandes estrellas del deporte o de la música, o de los medios, los adlateres al sistema monárquico, la Iglesia, y tantos otros grupos más o menos conocidos, los demás, nos sentimos INDIGNADOS, pero no desde el 15-M, sino desde hace infinitos días, y vivimos con esa indignación, y argumentamos desde esa indignación, y cada día, con la opinión, la crítica, trabajamos y participamos en la DEMOCRACIA que tenemos, desde esa indignación, sin obviarla.

No quiero pensar que muchos de estos jóvenes, hayan despertado de pronto, sino que están diciendo ¡Hasta aquí hemos llegado¡, no desearía pensar tampoco, que esto sea producto de una moda de red, una sentada -por todas las que no se han llevado a cabo en tantos años en tantas facultades-, deseo pensar que este fenómeno sea para decir, ¡Nos plantamos, queremos cambios¡, y no imagino tampoco ni por un minuto que estos jóvenes esencialmente, crean que todo lo que apuntan en el foro, en ese conjunto de ideas sin orden ni concierto, en dónde todo cabe, sea alcanzable por el mero hecho de pedirlo. Si yo les contara. 

Por lo demás, coincido plenamente con vosotros, os apoyo, os animo y os pido serenidad, sentido común, lógica, para que de todo esto, al menos, quede la idea de una sociedad más solidaria de la que tomen nota los Partidos Políticos, que serán, a los efectos prácticos, los que pueden propiciar que se lleve a cabo. 

Os invito a congeniar* con el sistema*, solo desde dentro será posible avanzar, eso si, trabajándoselo todos los días.
 Transformarnos es un buen objetivo.

Un pasito puede ser el comienzo de un largo viaje.


Imágenes: Prensa Española.


(*) Congeniar. Venimos asistiendo atónitos, a un discurso en el que solo prima los intereses de partido, no los nuestros. Congeniar=Armonizar=Conciliar, cualquier sinónimo sirve, si la idea es aglutinar la voz de la calle, la de hoy y la de antes. 
(*) Sistema. Suele ser algo común, que seamos nosotros los ciudadanos, los que invalidemos al sistema con nuestra actitud. Entonces ¿qué es lo que hay que cambiar?.

¿Solo se vive una vez?.


"Todo el mundo desea vivir en otra época porque la vida es dura. Pero yo no lo haría, recordad que no existía el aire acondicionado, ni medicamentos para soportar las visitas al dentista...” 
*
Woody  Allen

Doñana: tomando contacto con un espacio protegido.







Comenzar con un paseo nocturno y noche en Matalascañas, excursión por Doñana desde El Rocío hasta la desembocadura del Guadalquivir, y terminar almorzando a la sombra, bajo los brazos de un acebuche centenario en Toruño, puede ser un complejo vitamínico extraordinario que no necesita receta médica.

Fotografías: A. Morales (C) 2011



*

Encontrar caminos en tiempos de confusión.


Por cualquier sitio que camines te cruzaras con cientos de jóvenes a los que esta realidad, solo les atañe en cuanto a la inexcusable necesidad de encontrar un empleo y así ser “independientes". Algo parecido nos ocurre a todos. Pagar el tributo por “ser libres” de puertas adentro, puede ser una motivación muy vital. No obstante, estos chicos pertenecen a un nuevo esquema, responden a constantes diferentes, culturalmente reivindican otro modo de entender este asunto de la sociedad. Las reglas, normas, la cultura de la autoridad trasladada esta vez al estado o a la administración, suelen superar el margen de lo imposible, mucho antes de  proponer un planteamiento razonable. Creer o defender esos antiguos ideales,está en desuso, ellos se sustentan ahora en alternativas vitalmente diferentes mas cercanas y transparentes, sin tanta parafernalia ni servidumbre, de más contacto, materialista sin tapujos ni mala conciencia. 

La aldea global que propicia internet y sus redes, están construyendo una nueva manera de vivir y conviene saber estar ahí, leer en esa partitura será fundamental para evitar la ruptura entre generaciones de un modo irrecuperable. 

Estos chicos, a los que nuestra sociedad y sus tiburones abocan a un futuro incierto y voraz, sabrán dar debida cuenta ante semejante horizonte. Si las grandes empresas entendiesen que deben bajar los niveles de rentabilidad, que sitúan en una horquilla del 12-15% ganaríamos todos, si por el contrario se empeñan en mantener el status a cualquier precio, esto tarde o temprano y con razón explotará. O hacemos la casa más grande o alguien la echará abajo. Oído navegantes.

Fotografías: A.Morales (C) 2011

Entre cafés.


¿Quién inventó esto de los cafés y por qué nos gustan las terrazas en las que ver sin ser vistos, mirar siendo observados o guardar secreto de palabras robadas al viento?. Los humanos somos así, nos gusta sentirnos disueltos, la compañía de la soledad, uno entre iguales. Lo de menos es el café, el té o el refresco, aunque cuentan. Lo más importante es el lugar, la escena, la temperatura.. la compañía. Y es curioso cómo la máquina desvela la situación de cada actor, tantos papeles y cada uno de ellos, ajeno al guión de cualquier otro. Así mientras uno leen, otros observan, y algunos aprovechan y se confiesan.

En terrazas y cafés como Florian (Venecia), Greco (Roma), Gijón (Madrid)  y tantos otros, se han escrito o esbozado novelas, se han fraguado las mejores conspiraciones, y se han escenificado muchas declaraciones de amor. Confieso que una de las primeras cosas que hago, cuándo perfilo un viaje, es tratar de saber sobre ese viejo café del lugar y si tengo oportunidad, recalar por allí, siempre queda la resaca de tantas emociones.

Fotografías: A. Morales (C) 2011

Un día en aquella vieja foto.



Es difícil reconocerme, un día cualquiera de aquellos veranos casi blancos, en los que el horizonte más cercano, quedaba enmarcado en cualquier playa, de acogedora arena dorada y aquella brisa, aromatizada por el salitre de las olas. Trato de entrar en aquel chico y resulta ser una misión complicada. Estoy tan distante de aquella esencia, tan frágil, tan infantil, tan llena de opciones, de sueños. Pero soy yo, la continuidad, la degeneración o la transformación según se mire. Aunque seamos honestos, me quedo con el chico de la foto.

No todos tuvimos similar pasado, ni familias a juego, ni historias que refrendaran nuestro modo de ser. Vivimos en el mismo espacio temporal, aunque de muy diferente manera. Y así, nuestros progenitores dejan esa huella tan esencial en esos años tan esperanzadores, en los que todos no tuvimos la suerte de contar con esa maravillosa cocinera de entrañable maña, o con aquel cuya puntería demostraba una destreza y precisión inimaginable, en el binomio piedras y cabras, o tantas otras situaciones cuya lista se haría interminable.

Yo por el contrario, no seré de esos que dejan esa salsa en la que untar, vivo demasiado preocupado por el futuro y a veces se me nubla la vista, y solo desearía volver a la gelatina de la imagen y quedarme allí para siempre, con mi balón de Nivea, mi bañador azul y mi horizonte lleno de gaviotas danzarinas, sin tener que dar ni quitar nada a nadie, ¿que más podría pedir?.

Fotografía: de autor desconocido, pero genial.

Rosas rojas.



Son hermosas las flores. Tan puras en su concepción que tanto visten a un muerto, sonrojan a una madre, o sellan una declaración aun sin conocer la respuesta. Las flores si además perfuman, provocan una simbiosis tan especial, que te hace aspirar y cerrar los ojos a la vez, con la intención de aislar ese instante de todos los demás, es un modo de decir, esto es realmente hermoso y debo vivirlo con toda intensidad. 

Las flores jamás nos han engañado, siempre estuvieron ahí, regalando belleza, esperando el momento de lucir en algún rincón de la casa, engalanando un frutero, acompañando a una nota, vistiendo una cita, recitando una declaración o acompañando al ausente, en su lecho desposeído de pulso y antojos, argumentos o aspiraciones.

Aquel ramo de rosas rojas aterciopeladas, no dejaron de observarme con insistente curiosidad y aún con cierto pudor, me atreví a contemplarlas de tu a tu, en esa intimidad, su textura y fragancia me recordó otras de tiempo atrás, clavé mi objetivo en ellas pulsé el disparador cerré los ojos y aspiré al mismo tiempo. Creo que si te aproximas serás capaz de deleitarte con su fragancia.

Fotografía: A.Morales (C) 2011

Soñar.



En Vilnius son muchos los puentes en los que los enamorados, graban los candados con sus nombres, los enlazan al barandal y después en un gesto de eterna fidelidad, lanzan las llaves al cauce, perdiéndose para siempre en la corriente. De ese singular modo, convierten en santuario, los puentes que florecen plagados de cientos de candados de todas las clases. 



En otro punto de la ciudad, un joven expone en un maletín reciclado, como si se tratase de un tesoro, peces ahumados a la espera de un posible cliente. Por su gesto, aquel muchacho no tenía tiempo para el amor, tan solo esperar un trueque, peces por algunas Litas. 
La necesidad nos vuelve extremadamente frágiles y vulnerables, en ese mundo no hay estética, ni candados, solo lastimosidad, asco y esperanza. Ni se dio cuenta de que le hice una foto, o posiblemente ni le importara, pero me detuve demasiado cerca como para que no deparara en mi. Un par de horas después, al volver sobre mis pasos, aún continuaba allí sentado, con el frunce tenso, con la mirada clavada en un horizonte inexistente, luchando por salir de aquel insensato bucle sin apenas poder moverse. Su madre distante unos metros, aguardaba de igual modo el mismo desenlace.

*
"Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él”
 Paulo Coelho 


Fotografías: A. Morales (c) 2011

VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)