Un día en aquella vieja foto.



Es difícil reconocerme, un día cualquiera de aquellos veranos casi blancos, en los que el horizonte más cercano, quedaba enmarcado en cualquier playa, de acogedora arena dorada y aquella brisa, aromatizada por el salitre de las olas. Trato de entrar en aquel chico y resulta ser una misión complicada. Estoy tan distante de aquella esencia, tan frágil, tan infantil, tan llena de opciones, de sueños. Pero soy yo, la continuidad, la degeneración o la transformación según se mire. Aunque seamos honestos, me quedo con el chico de la foto.

No todos tuvimos similar pasado, ni familias a juego, ni historias que refrendaran nuestro modo de ser. Vivimos en el mismo espacio temporal, aunque de muy diferente manera. Y así, nuestros progenitores dejan esa huella tan esencial en esos años tan esperanzadores, en los que todos no tuvimos la suerte de contar con esa maravillosa cocinera de entrañable maña, o con aquel cuya puntería demostraba una destreza y precisión inimaginable, en el binomio piedras y cabras, o tantas otras situaciones cuya lista se haría interminable.

Yo por el contrario, no seré de esos que dejan esa salsa en la que untar, vivo demasiado preocupado por el futuro y a veces se me nubla la vista, y solo desearía volver a la gelatina de la imagen y quedarme allí para siempre, con mi balón de Nivea, mi bañador azul y mi horizonte lleno de gaviotas danzarinas, sin tener que dar ni quitar nada a nadie, ¿que más podría pedir?.

Fotografía: de autor desconocido, pero genial.

9 comentarios:

  1. Qué ternurita!!

    Espero que en ese futuro que tanto te preocupa haya momentos en los que seas tan feliz como pareces serlo en la foto, que es genial, sí.

    Feliz fin de semana, Adolfo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias ALAS, y tu vieja foto ¿cómo es?.

    ResponderEliminar
  3. No tengo muchas fotos de pequeña, pero la más antigua es una en la que voy por una calle sin asfaltar de mi pueblo, con mi tía y mis primas.

    Tenía unos dos años, el pelo ensortijado y un vestidito con tablas, que creo que mi madre aún conserva.

    En muchas ocasiones sueño que encuentro fotos en las que salgo, quizá, por la pena que subsiste en el inconsciente por no tenerlas, y también quizá sea por eso, que hecho muchas a mi hijo y mi afición por la fotografía.

    Un abrazo, Adolfo.

    ResponderEliminar
  4. Saludos ALAS, que sueñes y despiertes con muchas fotos.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, tenemos la posibilidad de sumergirnos en los recuerdos y llenarnos de ellos cuando lo necesitemos.

    Yo antes pensaba que noera muy saludable "volver al pasado" "mirarse en él" "traerlo al presente continuamente" y ahora, pienso que si ello se hace de manera saludable , es muy positivo.

    Hay días en que me siento tan frágil.... curiosamente me entrego a ese recuerdo de la infancia, en que nos apasionaba jugar, correr, aprender... y siento la manita tierna de la niña que fui y, como si viniera a insuflarme ánimos, me sonrío y al momento me siento mejor...

    y es que, el niño-a que fuimos nos da mucha, mucha fuerza

    Besitos
    M.

    ResponderEliminar
  6. La música que has seleccionado, viene al pelo

    ¡Anda.... que sigues teniendo esa arena y ese mar junto a tí !

    ResponderEliminar
  7. Saluditos Brisa, y tú foto cuál es?.

    ResponderEliminar
  8. Yo me veo atrapada en una caja de cartón donde mi madre guarda todas las fotos antiguas y que me gusta mirar de vez en cuando.
    Una niña larguirucha y flaca....
    Hay tantas instantáneas de una vida
    en esa caja...

    Por cierto,eras un niño guapísimo!
    Bss.

    ResponderEliminar
  9. Anda que no tiene que haber poesía dentro de esa caja. Ayyyyy guapo, ¿para qué sirve la guapura que dijo la Pataky?. Encantado de verte.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)