Extraños.





Si no recuerdo mal, ya han pasado casi seis años desde que mi objetivo y sus cristales oscuros decidieron cruzarse. Menos de un segundo, un tiempo casi imperceptible y quedó Vd., atrapado para siempre, hasta que el servidor pierda la memoria o hasta que el disco de las copias se estropee, algo que indefectiblemente ocurrirá cuándo menos lo espere. 
De entonces a hoy, cientos de accidentes, revoluciones, contrarrevoluciones, misiones de paz, decena de miles de muertos, miles de nacidos, ladrillos y más ladrillos, eslóganes, lemas, contraseñas, tarjetas caducadas y noches de verano, y de invierno, y otra vez de verano, y otra vez de invierno, noches, días, mediodías, medianoches.


¿Y Vd., que fue de Vd.?, ¿encontró aquel trabajo, por fin se decidió a vivir con aquella chica, o por el contrario terminó haciéndolo con aquel colega que le acompañaba aquella tarde calurosa de mayo en Barcelona?, ¿duró aquella experiencia, la mantiene aún, prefiere estar solo o por el contrario volvió con sus padres?, ¿y aquellos libros que leía, extrajo conclusiones, las puso en práctica, las desechó, ahora lee otras cosas, mira otros paisajes, tiene otros gustos o le sigue aturdiendo el aroma del jazmín en primavera, la cerveza fría del mediodía, la arena entre sus dedos a cada paso cuándo decide pasear por la playa?. ¿En que cree ahora?, ¿cambió de religión, ya no cree, se volvió agnóstico, superó esa etapa?.


Seis años ya, parece que fuera ayer, y sin embargo todas las preguntas están abiertas y todas las respuestas por contestar.


Seis, sesenta y seis, o seiscientos sesenta y seis y ocurrirá casi lo mismo, seguiremos siendo extraños, meros desconocidos.

Disculpe que le diga, pero Vd. y yo estamos condenados a no significar nada, el uno para el otro, aún así, no me negará que este fondo de Latin Jazz, no es capaz de hacerle volar al proscrito caribe de los Castro y pensar que allí, aún es posible la revolución de los sometidos. 



Fotografía: A.Morales (C) 2005 Montmeló * reversionada 

5 comentarios:

  1. A saber por dónde andará. Seguraente no recuerde es cruce de miradas. Lo que es más seguro es que le haya pasado todas esas cosas que dices o más. Ay de las fotografías que siempre mantienen congelado un momento efímero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por eso me encantan las fotografías, porque recuerdas por un instante momentos de atrás que significaron algo, porque aparecen personas con la que no volviste a coincidir por los distintos ritmos de vida, o porque muestran lugares que te dijeron mucho cuando los visitaste y quedan un poquito más en la memoria con esas imágenes...
    Casi da ganas de ponerle nombre al hombre de tu retrato...
    Un besazo:
    Eva Castro

    ResponderEliminar
  3. La fotografía es un “arte” que tiene suaves fronteras con la quintaesencia del ser humano. ¿Cómo es posible congelar el tiempo?. Tremendo, tremendo. Saludos Josep.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué nombre le pondrías Eva?. Otro para ti. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pues en mi cabeza se llama Raúl. No me pregustes por qué, que conozco a poquita gente con ese nombre y no se parecen precisamente ¿?

    Besos.

    Eva Castro

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)