Bibliotecas, esos otros templos.


Debería ser una asignatura obligada -para cuantos viajeros escudriñan lugares y costumbres más allá de las fronteras naturales de nuestra mundana piel, de ese castillo que es nuestra casa-, descubrir esos otros templos, esos lugares en los que como tesoros se acumulan tomos y tomos de legajos que nos hablan de por qué y cómo llegamos a ser lo que hoy somos, unos por lo que cuentan y otros por lo que no dicen.

Los libros siempre han sido una provocación. Las ideas quedaban plasmadas en un vehículo viajero a la vista de cualquier curioso, fueran o no técnicamente éticas, y esos fantasmas que habitaban en la mente del poder de turno, no eran aceptados de buen grado, y una inmensidad terminaron devorados por las llamas o escondidos, por eso siempre despierta gran inquietud cuándo se descubren libros que se mantuvieron ocultos a la represión, en un rincón inesperado de cualquier lugar, esperando leer aquello que nunca se contó. 


Estas imágenes son algunos ejemplos, verdaderas joyas al servicio de historiadores, filósofos, aventureros o cualquiera que quiera rascar en los siglos que nos precedieron. Por alguna extraña razón, cuándo visitas una de estas catedrales, te integras inmediatamente, incluso la calma del silencio común a tantos años, que es el amigo inseparable en estos espacios,  te ayudan a conseguir la plena confusión y terminas mimetizado plenamente con el ambiente, al fin y al cabo, allí no hay nada que te sea ajeno. 


"La biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden"
"El universo que otros llaman Biblioteca" 
Borges.


Coincido con vosotros, en la placentera sensación y la satisfacción que sientes después de haber estado rindiendo admiración y respeto a estos lugares. Siempre hay una Biblioteca cerca y muchas de ellas, son realmente espectaculares. 



Biblioteca de Liverpool.


4 comentarios:

  1. Anónimo7/9/11 0:45

    Hay una biblioteca en O Porto realmente preciosa, no sé si la conoces, se llama: lello e irmao, estar dentro es como estar en otra época, como las fotos que muestras tú...

    Besos:

    Eva Castro

    ResponderEliminar
  2. Hola Eva, encantado de volverte a saludar. Pues es una lastima, porque estuve en Oporto y me la perdí (ya la vi en Internet y es una pasada), si en cambio estuve en la de Coimbra en el mismo viaje, que te recomiendo encarecidamente (En la vieja Universidad). Hay que acostumbrarse a poner "Biblioteca" como punto de interés en los viajes para que no se nos pase. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. por eso, cuando quieres borrar una civilización del mapa, lo primero es destruir sus bibliotecas. Si nadie guarda los relatos, si no guardamos nuestra historia, no somos nada...

    ResponderEliminar
  4. Beauséant supongo que estarás conmigo en que si todo se alojase en esos templos, no seríamos quienes somos (puras bestias dicho sea de paso, pero evolucionadas claro), y es que hay algo que está por encima de lo físico y es nuestra propia evolución día a día y una vez superado un ciclo es difícil volver al anterior. Soy de la opinión de que no se perdió nada vital para la evolución que esos otros censores, se encargaran hacer desaparecer para desdicha de ellos. Las bibliotecas solo guardan -las precursoras se entiende- una edición reducida de aquel portentoso tiempo. Ni la Iglesia Católica, ni los Nazis fueron capaces de acabar con las "ideas" porque ya estaban asimiladas en e ADN y era solo cuestión de tiempo transmitir las mismas. Aquello que es capaz de perdurar por la transmisión oral nos debe hacer pensar que eso, sea lo que sea, fue importante para esas gentes que nos precedieron, en ningún caso significan que posean la verdad.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)