Ya estuvimos allí antes.




Si les apetece, les contaré que todo esto ya ocurrió, que lo que ustedes creen vivir en realidad es historia, pasado.

Esta fotografía me la hice en el viejo hall del Hotel Glaston en Ciudad del Cabo, por entonces trabajaba para la compañía de aduanas y mercancías Stephens de Illinois. Mi trabajo consistía en garantizar la puntualidad de los envíos sin más consideración que una buena paga, dietas y diversión garantizada. No hacía preguntas. Me limitaba a cumplir mi papel.

Tiempo después supe que Stephens Collins, mi jefe, tenía un acuerdo secreto con un jefe de los bóers, a cambio de armas estuvimos enviando fardos y fardos de diamantes y oro sin depurar, además de lana, esencias y esculturas tribales, como tapadera. Siempre tuve sospechas de que algo ocurría, pero las cajas marcadas con una cruz no podían abrirse en ninguno de los sentidos y me limité a seguir las órdenes.

El descubrimiento de las minas de diamantes, trajo toda la maldad de la que puedan presumir los humanos, y fueron esquilmadas, aldeas y familias enteras, los esclavos hacían esclavos. Los crímenes ejemplarizantes pusieron orden en el caos, mientras las autoridades hacían la vista gorda, de algún modo todos nos beneficiábamos.

Así es que todo esto ya ocurrió, yo estuve allí y puedo garantizarlo.

Es un bucle, una escalera de caracol que vuelve al principio, un callejón que repite geometría y profundidad, una espiral corrupta, un fallo en el sistema.

Yo estuve allí, les digo que todo esto ya ocurrió, que ustedes viven igual que yo dentro de una instantánea, sombras a base de sales de plata.

*



Ejercicio de Edición sobre un original (*)  de Creative Commons (c) A. Morales

2 comentarios:

  1. Hola Adolfo:

    Como no creo en las casualidades, antes de leer tu artículo acabo de publicar uno que más o menos viene a decir lo mismo.

    Muy buen giro y aunque suene a contadictorio, muy pero que muy original. Salud.

    ResponderEliminar
  2. Saludos joven. Hombre creer en las casualidades, como quien cree en la "Santísima Trinidad" tiene sus diferencias, pero si casualidad es converger pues entonces si que hubo casualidad, y no es de extrañar dado como está el patio, y es que tal vez todos estemos esperando algo, creamos que va a ocurrir algo, o es el modo que tenemos para dormir con cierta placidez. Bienvenido marinero.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)