La VOZ DORMIDA


Nunca será suficiente recordar el sacrificio de tantos españoles víctimas de la guerra civil. Si bien solemos ver solo los muertos de uno solo de los bandos, los hubo de igual modo en ambos extremos. La guerra es lo que tiene, que vuelve locos a los hombres. Ninguno estuvo a la altura de las circunstancias, pero será injustificable por muchos años que pasen, que aquellos que habiendo jurado fidelidad a la República conjuraran y se sublevaran contra su propio pueblo apoyados en las armas. 

Estos vencedores y su corte de salva almas, lustraron de un gris espeso muchos años de la posguerra, años en los que la justicia sencillamente no estuvo ni en los cuarteles ni en las hostias de las iglesias, de ese modo, centenares de ciudadanos "bajo sospecha" eran condenados a muerte sin un juicio digno ni justo, era la justicia de los verdugos, ciegos de soberbia y sinrazón.


Siento un exquisito respeto por aquellos españoles asesinados a la sombra del poder del ejercito fascista y al amparo de la retrógrada moral Católica. Cuánto dolor, cuánta injusticia, cuánto sacrificio ofrecieron por querer ser sencillamente hombres y mujeres libres, cuánto respeto se merecen.

Tanto el Libro de Dulce Chacón como la película de Benito Zambrano, homenajean esos años, esos silencios, esos quebrantos, sonidos y sombras que conviene no olvidar.

Es saludable trasladar al debate político actual, las alternativas alejadas de aquellos estereotipos. Que nadie supla el espacio con un discurso efectista, tendencioso, partidista y vacío de contenido, sería como arrancarles gratuitamente el honor que ellos solos conquistaron y moralmente resulta inaceptable. Los espacios de libertad se ganan minuto a minuto, presente a presente, a los muertos solo nos queda rendirles respeto y dejarles en paz. No basta levantar el puño para ser de Izquierdas. 

Si bien sobran 15 minutos de metraje y un par de canciones, el drama está conseguido y el dolor recreado, al fin y al cabo esa España nos sigue atormentando aunque no hayamos vivido aquellos tristes años. Excelente el trabajo de María León.


Fotografías (C) La Voz Dormida

2 comentarios:

  1. por debajo de cualquier ideología están las personas que sólo querían vivir en libertad, poder comer y dar a sus hijos algo parecido a un futuro.

    los libros de historia siempre olvidan eso: que ellos no querían grandes discursos, ni trompetas victoriosas, sólo una vida que fuese digna de ese nombre.

    ResponderEliminar
  2. Pues si señor, y al menos yo que procedo de esa estirpe de anónimos por generaciones, que están, que pasan, que no cuentan, siempre me asalta una emoción cuándo pienso en esas otras historias unas más dramáticas que otras, que se nutren también de esas sombras de gente corriente. Saludos B.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)