Ritmo y cadencia.



Somos tan caprichosamente repetitivos, que apenas hay diferencias razonables en nuestro común ritmo diario. Vivimos y morimos, con la misma cadencia del sol al atardecer de cada día. En cambio, creemos en cosas diferentes, observamos la realidad desde puntos de vista bien distintos, argumentamos nuestros principios como los más ajustados y por tanto más cercanos a la verdad relativa de nuestra otrora realidad. 

Es justamente el efecto contrario, que experimenta un astronauta al escapar de la atmósfera terrestre y adentrarse en el finito infinito del espacio más cercano y posible, es decir, todo se vuelve relativo, y las únicas leyes son las de la inteligencia humana aplicada al mecanismo transportador de ida y vuelta. A 38.000 km/h nuestro mundo desaparece, carece de ritmo, no hay cadencias, ni otros argumentos que alcanzar el objetivo de la misión y volver sanos y salvos a casa.

En cambio, en las distancias cortas, el efectos es endiabladamente espeso, confuso, complejo, arbitrario y en muchas ocasiones hasta sucio, feo y desagradable. No nos soportamos, por eso levantamos muros, escribimos leyes, estructuramos la sociedad, creamos castas, clanes y familias. 

Tal vez deberíamos viajar más al espacio, aunque por suerte a pesar de todo, también en las distancias cortas somos capaces de reconocernos a nosotros mismos, contemplar la belleza de los colores que nos rodean e incluso en contadas ocasiones, mimetizarnos y encontrar serenidad y orgullo a la vez.


"Nuestras vidas realmente no nos pertenecen, pertenecen al mundo, y a pesar de nuestros esfuerzos por darle un sentido a éste, el mundo es un lugar que va más allá de nuestro entendimiento

Paul Auster

Fotografías: A.Morales (c) * Lituania 2011

El trompetista perfumista.


En ninguna parte y en todas, aquel sonido metálico vibraba con innumerables intentos, alguno de los cuales, se antojaban caprichosamente geniales. Lo cierto es, que en aquel laberinto de calles, el sonido transportaba melodías que te abstraían a tu cotidiano quehacer: a unos los llevaba a los viejos Nigth Clubs de los años 50 de New York, a otros en cambio les recordaba el viejo adagio de Albinoni tan especial y a todos los envolvía en un insospechado déjà Vu. También sin esperarlo, aquella tarde pude observar, en un discreto rincón, que había convertido en su particular sala de conciertos, aquel menudo artista, que cual flautista de Hamelin perfumaba la vida de tantos transeúntes.

Fotografía: A.Morales * Riga 2011

La inevitable cita con la primavera de Andalucía.




Abril envuelve de aromas estas tierras del sur, y a esas fragancias se les une, la tradición popular de la Semana Santa, con sus pasos, sus nazarenos, el perfumado incienso, las iluminadas  velas blancas de cera, que se convierten en deseadas bolas, para los niños que buscan la gota a cada parada de la estación de penitencia. Una exaltación que serpentea a la vez con las creencias más rancias, pero que deja hueco al sentimiento más personal, ajeno a la institución, libre y sin más ataduras que sus registros más íntimos. 

¿Quién no ha suspirado alguna vez en Abril?.

Abril en Andalucía se 
desborba de vida, es parte de su carácter.


La emoción se antoja inevitable.


¡Vaya esta torrija de miel por Vds., y sean bienvenidos!




Jimmi Hendrix.


En el año 2003, la revista Rolling Stone lo eligió como el mejor guitarrista de todos los tiempos y en 2004 lo incluyó en su lista de los mejores artistas de toda la historia (n.º 6). En 2009, la revista estadounidense Timelo situó como el mejor guitarrista de guitarra eléctrica de la historia, por delante de B. B. King, Slash, Chuck Berry, Keith Richards y Eric Clapton, entre otros.
Fuente: Wikipedia.

¿Y tú balas o graznas?



Los borregos balan, los patos graznan y los humanos nos mal soportamos, y es que el sentido de autodefensa que vestimos con argumentos de todo tipo, no enmascaran otra cosa que defender nuestro instinto de supervivencia. ¿Es el hombre un animal solidario?, ¿cual es la razón que hace que seamos tan racionalmente alienantes?.

El 22 de Mayo tendremos Elecciones Municipales, y el espectáculo que nunca cesó, nos invita a elegir de nuevo a los representantes administrativos de los municipios, repitiéndose el mismo rollo de cercanía, simpatía y promesas con el exclusivo objetivo de captar nuestro voto. Es una oportunidad única para cambiar tanta estupidez. Es un momento estupendo para sacudir, innovar y poner encima de la mesa nuevas formulas. Es por ello que la juventud muy ajena a estos asuntos, debe caer en la cuenta de cual es su papel en estos momentos. 

Por lo demás, mi reflexión apunta a pensar que si estas organizaciones mayoritarias, son actualmente los representantes de un escenario ibérico tan escuálido, inerte, abúlico, especulador y sobre todo ajeno a sus ciudadanos, no pueden ser de nuevo parte de la solución. 

Tenemos una oportunidad, vendrán más. 
Por cierto, ¿tú balas o graznas?.

Deberíamos extrapolar el tema de Hendrix a la actual sociedad política española, en un alarde de imaginación, como una queja sin violencia.


Naturaleza para días grises.

Probablemente no seamos conscientes, pero es más que posible que estemos viviendo, el final de un modo de entender el trabajo o la organización de la sociedad.

A todos los efectos, el sistema actual está quebrado y es incapaz de contener y dar respuesta a la demanda social.

Las reglas ya no sirven y hay que buscar otras nuevas.

Posiblemente la respuesta sea más obvia de lo que pueda parecer, y ésta puede estar reñida con el concepto de solidaridad y reparto de la riqueza que hoy utilizamos, ese puede ser tal vez, el gran descubrimiento pendiente, que nos separa de un mundo diferente.

¿Quién sabe?.

Aquellos otros campos radiactivos.

Debió ser, que alguien entendió que el campo español debía ser radioactivo, para abandonarlo a toda prisa, y dejar a aquellos lugareños como muestra de una civilización anterior al modernismo. 


Siempre ocurre lo mismo. Y un accidente se convierte en una fácil oportunidad reivindicativa. A la luz de ese debate, digo yo que todos esos ingenieros, deben ser meros especuladores, y maquiavélicos manipuladores de masas al pretender defender la alternativa nuclear como plausible. 

Ahora, ser ecológicamente responsable, pasa por rechazar la energía derivada del petróleo, las nucleares, y las mismas centrales hidroeléctricas. Todas atentan contra algo. Todas son una provocación. Al mismo tiempo con absoluta indiferencia por lo que se deja atrás, defender las otras alternativas verdes, aparentemente más respetuosas con todo ese medio que se defiende a capa y espada, y que dicho sea de paso, son de momento caras e incipientes  alternativas: eólica, solar, térmica, mareomotriz, geotérmica o la obtenida de la combustión de biomasa.

Solo apuntar un par de datos. Cuándo surgió la elaboración de “gasolinas” con el aporte de semillas de cereales y así obtener bio-combustibles, el precio de los cereales se disparó tanto, que muchos países en subdesarrollo notaron la carestía de un bien de primera necesidad, como era simplemente, el pan. Las grandes explotaciones prefirieron convenir acuerdos con las compañías que apostaban por esa formula en detrimento de “la primera necesidad”, la demanda se disparó y el precio corrió su misma suerte. Al final el proyecto se vino abajo: coste, rendimiento, residuos, aquello no era, todo oro lo que relucía. También recordar que cuándo los primeros trenes, consumían ingentes toneladas de carbón, los gases resultantes de la combustión necesaria para generar tantos caballos de potencia como para hacer rodar aquellas estructuras de hierro, fueron tiñendo de negro el paisaje, y más de un pulmón. Pero a nadie escapa que gracias a “aquella revolución industrial”, la comunicación y el desarrollo de naciones y pueblos fue posible a costa de algunos sacrificios. Siempre se termina pagando.

Hace poco un ingeniero, al que se le estaba entrevistando acerca de la crisis nuclear de Japón, advirtió al periodista con la rotundidad del técnico bien informado y con la sobriedad que suele caracterizarles que.. “cualquier objeto, mecanismo, o control sobre los elementos, sea agua, luz, calor.., que no sea natural, que haya sido ingeniado por el hombre, cualquiera a pesar de las pruebas y escenarios extremos a los que son expuestos antes de ponerlos en uso, son esencialmente mecanismos expuestos a errores, al ser correcciones de comportamientos “salvajes” que se dan en la naturaleza. Así es que la posibilidad de que un avión pueda dejar de volar, existe, aunque es tan extremadamente pequeña que la contingencia se vuelve poco probable y se descarta. 

Del mismo modo las centrales nucleares, sufren todo tipo de análisis y test’s que calculan los riesgos y las situaciones posibles imaginables y hasta supuestos inimaginables, antes de poner en marcha un proyecto de esta naturaleza.

No son suicidas los defensores de la energía nuclear, ni caprichosos consumistas, ni terribles imperialista, ni peores defensores del medio ambiente. La opción es plausible y necesaria, por una razón de autonomía, de no dependencia de terceros, y también de economía. No olvidemos que la energía es para quién puede pagarla, y solo hay que ver los precios de las gasolinas, en las estaciones de servicio. 
La revolución industrial del siglo XXI, necesariamente pasa por el aumento en la demanda de energía eléctrica y este es el camino más corto y más seguro.


No vendan más eslóganes, vendan soluciones razonables, estoy dispuesto a escucharlas.

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)