Querido niño ajeno...


Resulta que ese niño fui yo, y apenas soy capaz de imaginar en qué pensaba cuándo le hicieron esa foto, solo su mirada y el gesto global, entre tímido, cauteloso e inseguro me dicen que si, que es verdad, que él y yo somos la misma persona, tenemos aspectos en común, aunque vivamos en momentos diferentes, tal vez en cápsulas de tiempo diferentes. Da un poco de lastima tanta fragilidad y no es más que la estampa rural de un niño de apenas 5 escasos años, en aquellos días del 61, tan ajeno a todo, en su mundo de bendito sol y santa calle, y ya entonces la tierra flotaba en la inmensidad del universo y giraba una y otra vez a su antojo. Al mismo tiempo que aquella piel suave casi perfecta, se estremecía a la puesta de sol, el tic-tac de la vida no paraba de bombear, y casi a la misma hora en que se producían aquellas incursiones en el atrezzo de su escenario más inmediato, un poco más allá una afamada actriz americana, una tal Marilyn Monroe se divorciaba de Arthur Miller, y en aquel confín de Cuba se desataba la crisis de Bahía de Cochinos, y un futuro actor de dudosa factura un tal George Clooney junto al también futuro Presidente Barack Obama, acababan de incorporarse al club de los recién llegados. No tiene mucho sentido. No se muy bien que significa todo esto, ni que finalidad tiene que cada día tenga 24 horas, cada hora sesenta minutos o que cada minuto disponga de sesenta segundos, en los que tomar sesenta decisiones diferentes, que cada año tenga cuatro estaciones y que en cada uno de ellos, subas un peldaño hasta llegar al último, en el que desapareces y te hagas cenizas o alimento de cientos de gusanos que cohabitan en nuestra propia naturaleza. ¿A qué responde que seamos capaces de enamorarnos, desenamorarnos, admirar, repudiar, enloquecer, disfrutar, vivir y morir sin saber para qué sirve todo este follón, el debate, el desencuentro, la tozudez, el cansancio, el establecer criterios, objetivos, metas, reciclar, apagar luces, consumir, pensar, dormir?. Si te soy sincero no entiendo nada y a estas alturas no tengo muchas ganas de sorpresas ni las espero, creo que en aquella instantánea ya pensábamos lo mismo,  de diferente manera, pero llegábamos a la misma conclusión, en eso no hemos cambiado.
Vivir no es poco y tal vez sea lo único que tenga sentido en si mismo, lo demás probablemente nos lo hemos inventado presos del aburrimiento. Espero y deseo querido niño que en esa cápsula de tiempo en la que te encuentres, no dejes de pensar que el sol que con su brillo te hace cerrar los ojos, pueda esconder tras él, la respuesta a esas preguntas.

Y en medio de la selva, mientras transitan en busca de agua y pastos frescos, la manada de elefantes camina parsimoniosamente y barritan de poco en poco, cada vez que reconocen las huellas que dejaron de la vez anterior.

8 comentarios:

  1. Como bien dices, “vivir no es poco” y quizá no haya por qué buscarle un sentido a “esto” que nos convenza para justificar nuestra existencia aquí y ahora… Un espermatozoide consiguió entrar en el óvulo y ahí estás tú de la misma forma que aquí estoy yo. Puede que por un capricho del azar nos haya tocado vivir una vida que si bien no hemos pedido, estoy segura de que no la queremos abandonar. ¿Qué mejor manera de explotarla haciendo todo eso de lo que hablas: enamorándonos, desenamorándonos, disfrutando, enloqueciendo… ?. A lo mejor no me equivoco al pensar que a estas alturas en que dices que no esperas sorpresas, realmente esperas que las personas consigan sorprenderte de verdad…

    Un abrazo, Adolfo

    Eva Castro

    ResponderEliminar
  2. Sería estupendo que eso ocurriese. Si la felicidad fuese una mujer que caminase por la calle, han sido escasas las ocasiones que ella y yo hayamos coincidido, aunque no dudo que en más de una ocasión estuviese justo detrás mío y no me haya dado cuenta.
    Adolfo.

    ResponderEliminar
  3. Pienso como Eva, es mejor no "pensar" la vida, aunque también haya que hacerlo,lo mejor es "explorarla" "vivenciarla" "sentirla" y creo que en esto último tú eres un explorador muy sensible.
    Fíjate en esa mirada atenta.... creo que la mantienes, jeje

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Sin duda la mirada de aquel niño hacia el fotógrafo tenía que estar apoyada en algo que despertase su curiosidad. ¡¡Que tiempos¡¡.

    ResponderEliminar
  5. Ese niño que fuiste sólo se paró un instante, el de la foto. En ese instante mismo parece que quiere seguir andando. Ese eres tú ahora y siempre...Te paras un instante pero siempre inquieto por seguir... buscando.

    ResponderEliminar
  6. Llevas razón en eso de que soy un poco "culillo de mal asiento", y aunque la entrada no pretendiera crear esta corriente de "apoyo moral", es de agradecer la compaña, pero que sepas que hay mucho de confusión en la concepción general de las cosas y es posible que eso provoque cierta irascibilidad o inquietud. De todos modos, ya te digo que la dama de la que hablé antes, sin duda se coloca a veces detrás y la puñetera se la presiente aunque no se la vea. No hay nada como una siesta con pijama. Saludos joven.

    ResponderEliminar
  7. para mi la vida se resume en aquella frase de fitgi, vivir es un proceso de derribo. Crecemos con un puñado de ideas preconcebidas y necesitamos toda una vida para tirar todos esos muros abajo..

    ResponderEliminar
  8. No deja de tener cierto sentido la frase que apuntas, es acertada y adecuada cuando comienzas a desplegar alas amparado en las referencias domésticas y sociales del micromundo en el que solemos encontrarnos hasta que sientes la necesidad de ser tú quien pruebe suerte en la partida, emulando a un jugador de poker. Ni con alas ni sin alas, es indiferente, tan sólo distinto.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)