Tienen papel?


Si no fuera por estos ratitos. El único lugar en el que reencontrarte contigo mismo en plenitud. Apenas 2, 3 o 6 metros cuadrados son suficientes para alcanzar la felicidad, y es que entre tú y yo, "que a gustito me he quedao". No me digáis que leer la prensa o algún capítulo de esa novela, no es un placer añadido. Al menos para mi, esos momentos pueden ser los más íntimos e incluso en ocasiones, los más intensos.

Además de pasear por la playa durante el estío, sin posibilidades de ocultar lo poco sublimes que somos, visitar la taza del wáter es otro aspecto que nos socializa, nos desarma de argumentos rimbombantes y nos devuelve al estado primigenio del que debiéramos partir antes de decir la siguiente  ocurrencia a cual más original y perecedera.

¿Quién inventaría semejante artilugio?, que tipo tan ingenioso y tan poco celebrado, y es que somos tan desagradecidos por lo general que olvidamos con una preocupante desidia nuestros orígenes. No hace tanto y muy al contrario del lujo extraordinario que las cortes europeas exhibían en su vestuario, maquillajes y entornos sociales, había uno entre otros problemas no resueltos, y así antes de continuar en la lectura, tenemos que viajar a la corte del Rey Luis XIV, El Rey Sol o antes a la de Enrique VIII de Inglaterra y recuperar la advertencia que en 1589 se colgó en palacio: "No se permite a nadie, quien quiera que sea, antes, durante o después de las comidas, ya sea tarde o temprano, ensuciar las escaleras, los pasillos o los armarios con orina u otras porquerías".

En aquellos no tan lejanos días, el perfumista era uno de los empleos mejor remunerados, y su ciencia de las más protegidas, y oler bien a toda costa un distingo social inexcusable y de ahí su derivación.

En Francia y más concretamente a la ciudad de París, se la identificaba como una inmensa cloaca. A la vuelta de cualquier esquina podías ver a cualquiera haciendo sus necesidades. Erasmo advirtió en 1530 que :" es descortés saludar a alguien mientras esté orinando o defecando". Y un Manual de buenas maneras de 1700 recomendaba que "si pasas junto a una persona que se esté aliviando, debes hacer como si no la hubieras visto".

No es cuestión ahora de recordar de si ya hubo antecedentes en la antigua Roma o que si los Griegos también impulsaron soluciones alternativas, o de si casi lo empatamos con la mágica "Silla escretora con cortinilla" de Luis XI, porque nuestro actual bienestar se lo debemos al nunca bien reconocido plomero-inventor THOMAS CRAPPER que supo aunar todos los avances y conjugarlos con su famosa "válvula de flotador", un dispositivo que todos conocemos, que aplicó sobre un pequeño depósito situado sobre la misma taza, el sifón que popularmente nombramos. Éste dispositivo hizo que el conjunto se perfeccionase y por fin revolucionase nuestro estilo de vida, quedando las viviendas protegidas de emanaciones perniciosas expandiéndose por toda Europa a lo largo del siglo XIX, apenas hace tres días.

Gracias a Crapper nuestros culos y sus miserias quedan a buen recaudo y esa intimidad tan crucial nos permite mantener la arrogancia de nuestras opiniones y olvidarnos de lo ridículos que resultaríamos si al día de hoy siguiéramos cagando por las esquinas, no se necesitarían psicólogos ya se lo digo yo. Haz el ejercicio de imaginarte a esos personajes públicos:  unos padres de la patria y otros de la libertad después del discursito del día en la próxima esquina desahogándose como cualquier hijo de vecino.  Y esas chicas tan monas, bueno y yo mismo. Ay Crapper si es que una calle de cada pueblo debería llevar tu nombre. Ahora si me disculpan, tengo un apretón.

Pd.: No olviden el papel.
De ti pa mi, que agustito me he quedao.


Imagen superior * Hotel Britannia de Liverpool
Inferior* Water Aleman/Munich Bunker y hoy Museo arte moderno (piso superior)
Fotografía A.Morales
*

2 comentarios:

  1. Anónimo1/5/12 1:52

    P.D.: No olvides tu papel (y sigue escribiéndonos y escribiéndote...)

    Biquiños:

    Eva

    ResponderEliminar
  2. Ese invento justifique que me cague (y por favor, que se interprete bien la expresión) ante entradas como esta.
    Perfecta, y la foto impresionante.

    (Tengo que aprender a tratar digitalmente las fotografías).

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)