Crecer hasta los 16



Esta fotografía de autor desconocido bajo los derechos The Commons, perteneciente a la Colección de la National Media Museum  y sobre la que me he permitido la libertad de hacer un juego de color, cut-out para "los entendidos”, destacando en blanco y negro  a los protagonistas del tono sepia natural de la fotografía original, resume bastante bien el titulo de la entrada “Crecer hasta los 16”, es decir hacerlo justo hasta dónde el mundo de los sueños, las aspiraciones más inalcanzables o la inocencia se mantengan intactas. A partir de entonces, y casi precipitadamente te inicias en la toma de decisiones, en la definición de tu futuro, en creer que ya no eres un crío, en que tu personalidad, el sexo, las drogas, dios o la revolución, son una prioridad y que tú manejas los hilos.

Es en este estado de alucinación adolescente que comienzas a desbaratar tantas cosas que creíste, por las que hubieses dado todo y la cuneta la vas sembrando de cadáveres ahora convertidos en fantasmas, debidamente argumentados para tratar de darles esquinazo. Pero por el resto del tiempo, la confusión más elemental nos acompañará y no dejaremos jamás de hacernos preguntas y volverémos una y otra vez a buscar a aquellos niños, tratando de encontrar el punto exacto, aquella  esquina que giramos aquel día perdida en la memoria, tratando de comprender en qué nos equivocamos.

Las imágenes transmiten más allá del instante en que fueron captadas, representan la posibilidad de estar al otro lado del espejo, esta imagen es la prueba.


*
A. Morales reedición 01.01.2011
De la serie "Lo que cuentan las fotos"

2 comentarios:

  1. sin embargo los 16 yo los recuerdo con miedo, mucho miedo, era como empezar a jugar una partida en la que no podrías salvar antes del salto definitivo...

    leí héroes, de Ray Loriga, por aquel entonces, y supongo que aquello no ayudo mucho a poner en orden las cosas.

    ResponderEliminar
  2. Saludos B., en mi caso estuve a oscuras incluso mucho tiempo después, era todo un complejo absurdo, tenías que situarte como si fueses ya un tipo maduro y éramos simples jóvenes perdidos. Crecer es traumático en cierto modo, aunque tengas pequeñas gotas de esencias que hicieron el viaje más llevadero.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)