Adios con el corazón....






Eso es, a la vista de la tan exigua relevancia de mi blog, su escasa o nula influencia y el ecuánime silencio de sus anónimos participantes que me hacen sospechar que es mejor cerrar que seguir, he tomado esta decisión: desaparecer. Y que conste que comprendo que esta exhibición tan personal a pocos puede interesar, de hecho ni yo mismo estoy a gusto, y que conste que siempre he deseado mantener un nivel siquiera digno y a la altura de las circunstancias, tratando en ocasiones de sorprender bien con las imágenes bien con la música y hacer de su visita un momento agradable.

Nunca sostuve ningún interés ideológico, el Blog era un reto y su mantenimiento, refresco y actualización un objetivo y en ocasiones un compromiso de lealtad hacia mi mismo. Jamás se amparó en ninguna clase de mercantilismo. Me vanaglorio eso si, de haber sabido utilizar una herramienta -muy interesante y aún por descubrir o actualizar- cuyo coste era cero y sus capacidades inmensas. También y una vez más de la grata confluencia de algunos de sus habituales, a los que a pesar de tantos momentos les debo la disculpa de no haber sabido corresponder con su generosidad y confianza. Está claro que a esto hay que darle un giro, que no se trata de escribir o dibujar lineas en una pared, que la interacción es clave para el éxito de sentirse compartido, discutido, admirado, repudiado. Dicho lo cual, os ofrezco el mayor de los abrazos y la mejor de las emociones.

En unos días seré humo, el pasado, un suspiro, el recuerdo trasnochado y vosotros a mi pesar, seguiréis siendo desconocidos. Estaré en cualquier parte de la red, a la que admiro y profeso la mayor de las simpatías, queramos o no, nuestras vidas corren casi la misma suerte que los datos que ya cabalgan escondidos entre unos y ceros encriptados. En unos momentos en donde todos parecen haberse vuelto locos, aquí, allí, más allá del mar, en unos días en los que solo nos interesa nuestro caso, en los que a pesar de años de una supuesta educación en libertad, somos cada vez más islas ideológicas, en momentos como este discrepo de crean tensión añadida, discrepo de no ponerse a trabajar codo con codo, discrepo de "lo tuyo es basura", discrepo de la falta de capacidad para convivir, huyo de las diferencias irreconciliables, de las lealtades prioritarias, de los principios inalterables, del todo vale, de la falta de autocrítica, de no aportar ningún valor añadido, nada que nos conmueva ni que nos haga más ciudadanos, más solidarios. Discrepo de mi mismo también. Estoy cansado y no me siento correspondido, dediquemos estas energías a otra cuestión más provechosa, no os hago perder más el tiempo. Con afecto, Adolfo.

4 comentarios:

  1. Realmente lo lamento, un abrazo de un desconocido seguidor, que no anónimo.

    ResponderEliminar
  2. Yo también lo siento... Tu blog era una parada diaria "obligada" en mis incursiones en la red, ya sabes, cafecito mañanero un vistazo al correo... y una visita al mundo al que nos acercabas a través de una foto, unas notas musicales y tus palabras. Me apenaría menos pensar que "te vas" porque quieres explorar otras formas de comunicarte con nosotros, no te sientas no correspondido... desde el silencio a veces sabes que te escuchábamos y nos hacías pensar.

    Gracias por compartir ese tiempo, jamás perdido, con nosotros, Adolfo.

    Un biquiño grande, grande, gordo, gordo.

    Eva C.

    ResponderEliminar
  3. Las palabras, sin importar si son escritas o dichas, nunca son en vano. Y dice la cábala, que son la iluminación y la revelación del camino, amigo. También las tuyas, sin duda!

    También yo lamento que te marches. Aunque silenciosa,he pasado entre tus letras muy buenos momentos, Adolfo.

    Pero como sea, está claro que nada dura para siempre... al menos nada humano :)). Por ese mismo motivo, quizás tarde o temprano, necesites de nuevo regresar hasta tu verbo.

    Ojalá. Buen viaje!

    ResponderEliminar
  4. A mi también me da mucha pena que te vayas, y más por las razones que argumentas.
    Creo que nuestro problema es esperar algo de los demás y olvidarnos de la alegria que nos da el trabajo que hacemos cuando estamos creando.
    Desde luego por mi parte te echare mucho de menos (aunque no haya tenido el acierto de haberte hecho muchos comentarios). Es más, me gustaría que recapacitases tu decisión. No es fácil encontrar trabajos tan buenos como los tuyos.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)