Diario de navegación.



Hoy, divisamos en el horizonte el paso de un velero. Nuestras escasas fuerzas solo nos permitieron observar su elegante travesía, con la esperanza de que depararan en nosotros, no sucedió por mucho que rezamos. Estas serán probablemente las última anotaciones en este improvisado Diario de Navegación, no quedan víveres y las últimas gotas de agua potable hace días que se acabaron. Desde que sufriéramos el encuentro con los arrecifes y encalláramos, el mar nos estuvo sacudiendo marea tras marea hasta abrir una boca de agua en el debilitado casco y finalmente hacerlo zozobrar ocultando gran parte del mismo, que ahora emerge cual si de un promontorio más se tratase. Durante la jornada del día 17, los hombres fruto de la desesperación se amotinaron encabezados por el jefe de la marinería. Se hicieron con las únicas barcazas que quedaron útiles y abandonaron el barco, dejándonos al resto de la tripulación a la merced de las sacudidas marinas, los escasos alimentos y apenas un par de garrafas de agua ya medio vacías. Pobres ilusos arramplaron con lo poco de valor que pudiéramos tener y las pagas de las que era depositario el capitán hasta llegar a nuestro destino. Sabemos por las Cartas de Navegación, que por la dirección que tomaron solo queda el inmenso océano,  puesto que el grupo de islotes que se perciben no muy lejos son acosadas por corrientes del sur, muy fuertes y que hacen muy difícil la aproximación o te impiden una vez cruzada esa linea, salir de ellas si no cuentas con un potente mástil y viento a favor, siendo además la morada de nativos de los que se dicen son caníbales, y somos conocedores de más de una historia en donde europeos errantes como nosotros terminaron devorados en algún festín, por lo que mucho nos tememos que se encuentren perdidos, extenuados y tan desesperados como nosotros. El capitán decidió quitarse la vida hace hoy tres días, nos dijo que no soportaba más la agonía a la que estábamos abocados y que su ración podría ser más útil a algunos de nosotros con más ganas de vivir. Lo más sorprendente de toda esta desgraciada aventura es estar sumidos en esta desesperanza rodeados de tanta hermosura y belleza, un inmenso mar azul nos rodea y peces de colores muy vivos se acercan a curiosear a este cascarón. No estuvo desacertado del todo en su juicio, los pocos que quedamos con vida, lo hemos hablado en más de una ocasión, no aprendimos nada,  tantos años de adiestramiento no sirvieron para saber estar a la altura de las circunstancias, haciendo un equipo fuerte y compacto, en cambio cuándo llegó este momento crítico, algunos se volvieron locos, otros se olvidaron de cuantos principios habían conocido y aceptado, nos disipamos, volvimos cada uno a la cueva de la escapamos y se volvió a repetir el ciclo. La desesperación crea monstruos y estos se encargan de devorarnos. Aquel viejo espasmo que creíamos superado se volvió a escuchar "¡sálvese quién pueda¡". El mar a su pesar sigue siendo hermoso.

A. Morales (C)

2 comentarios:

  1. Muy chulo, y si te pongo yo una foto de algo cotidiano, ¿inventarías una historia para ella?...

    Biquiños, señor fotógrafo,

    Eva C.

    ResponderEliminar
  2. Es un reto?. Lo podemos intentar.Saludos Eva.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)