STOP DESAHUCIOS


No puedo sustraerme a no salpicarme de la mísera realidad de todos los días. Recuerdo cuándo era niño cómo mi madre debía dejarse las horas y los ojos entre puntada y puntada, para sumar pesetas a la castigada economía familiar, ella es de esa clase de gente que echó cara a la vida y luchó humildemente por mantener la dignidad de su casa y de sus hijos, y bien que lo consiguió. Mientras eso ocurría, el casero no paró de incomodarnos siempre que pudo, aunque nunca encontró la manera de que su miserable voluntad se llevara a cabo. Hoy me pongo en la piel de los que pasan por el trance de no poder pagar y ser arrancados de sus casas, con abuelos, hijos, tullidos o jóvenes ya sin esperanzas.

Esto no pinta nada bien, y la usura repudiable a la que son sometidos los ciudadanos por no poder cumplir con sus obligaciones cuándo caen en las redes del desempleo produce sobre todo asco. No es asumible y deberemos encontrar una fórmula por la que todas esas familias que dejan de atender sus compromisos por falta de empleo no pierdan la dignidad de verse arrojados a la calle como si volver a la edad media fuese un acto natural y asumible.

 La banca se está cubriendo de basura, y a una gestión dudosamente profesional le suma esta actitud descontrolada de  gente sin cordura, y esto tenemos que pararlo. Moralmente es inaceptable todas estas actuaciones y la suma de insensateces de no pararse desembocará sin lugar a dudas en un incremento de la inseguridad. Si esto es la justicia preparémonos para vivir bajo un estado estrictamente policial en el que proliferen las bandas de desesperados que se tomen la justicia por su mano. Tenemos la oportunidad de avanzar y dar soluciones coyunturales a situaciones coyunturales extremas y tenemos la obligación humana de ponernos en el lugar del otro y conciliar los intereses con la solución más digna posible.

Mientras debatimos como títeres a la sombra desgañitándonos por el bien o el mal de los partidos políticos, sindicatos y sus consignas, asistimos a batallas de liderazgo entre líderes olvidadizos de ERES repugnantes, o asistimos atónitos al discursos de nuevos libertadores que mascullan estrategias y hacen demagogia sin ningún pudor, mientras todo eso ocurre, seguimos unos frente a otros, ahora que más que nunca deberíamos trabajar juntos, y cambiar el rumbo del miserable destino por el que viajamos sin pedal de freno. Ahora, mientras seguimos distraídos alguien en cualquier lugar es arrojado a la calle, aumenta la lista de desempleados y disminuye en general las esperanzas de salir de aquí con dignidad, y ya se sabe una vez perdida la dignidad vale cualquier cosa. Al fin y al cabo, que opciones les dejamos.



-Lobo, ¿cuándo seremos capaces de dejar de odiarnos tanto?.


2 comentarios:

  1. Toda la razón del mundo!!!!!La clase política se enroca en sí misma y no es capaza de ver nada más que poder,poder y poder.No son capaces de ver el día a día de las gentes de a pie

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hombre Ochoa¡¡¡, hay cosas que son tan evidentes que ya fatiga solo tener que reivindicarlas. Cuidadín con el vino verde.

    ResponderEliminar

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)