Sylvia Kristel, adiós al mito erótico de los 70.


Para cuándo Ralph Gatti fotografiase en las playas de Cannes al mito erótico del momento, la actriz protagonista del film erótico Enmanuelle, ya era la comidilla entre los varones de esta provinciana España al saber de las delirantes aventuras sexuales que el film reportaba por aquellos avezados que solían ir a descargar a la cercana Perpignan. Unos años más tardes se exhibiría con gran éxito y no sin escándalo en las destartaladas salas del ruedo ibérico. SK sirvió para empujar un poco más al abismo, aquella cultura religiosa, franquista y ridícula. Los años del aperturísmo que aunque algunos crean que pertenecen a un pasado remoto, no lo son tanto y todos nuestros actuales procederes intelectuales de la política ya sean de izquierdas, derechas, centro, un, dos tres... (perdón que eso era la Yenka) y los jóvenes de los sesenta, bebieron/bebimos -unos más otros menos-  del pasado ostracismo moralizante, estúpido y cuasi militar que eran la norma general, y estos gestos provocadores, (porque el sexo, siempre ha sido una provocación, una obscenidad, el principio de todos los males y bla,bla,bla), no solo nos hablaba de que después del lunes, quedaba semana por vivir,  sino que estábamos a las puertas de que la eclosión hiciera estallar el espejo en el que nos mirábamos, esperando encontrar tras él, un paisaje nuevo, por construir.

Siempre hay mitos eróticos, admirados mientras lo son y sustituidos por otros nuevos, más frescos, así somos de  caníbales, el depredador de la vida moderna no es otro que el consumo y el morbo que nos acompaña comandando la nave, y en su largo camino cada día deja en la cuneta a víctimas que acaban siendo postergadas y olvidadas.  Sylvia Kristel se merece nuestro respeto y consideración, y hoy después que un cáncer, otro más, le haya arrebatado la vida, nos deja su impronta, su obscena y casi inocente manifestación de la libertad sexual que preconizó y que hizo feliz a muchos hombres y mujeres de este país. Que conste que siempre me pareció lacia y poco atractiva por lo que me extrañaba toda la movida, eso si había tetas de por medio y eso lo cambiaba todo. No nos olvidemos de los años de la post censura. No han pasado tantos.

Descanse en paz (ahora si).


3 comentarios:

  1. Esta diva consiguió dotar de la suficiente elegancia al sexo como para elevarlo a la categoría de erotismo.

    Muy bueno el procesado digital, aunque en esto caso era "innecesario", en cualquier caso gozaba de todo el protagonismo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo, rectifico y pego la original mucho más fresca. Saludos Sergio

    ResponderEliminar
  3. Erotismo, esa es exactamente la palabra que lo define :)

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)