La Luna de octubre.



Cusack, el polémico astrofísico de la Tesla Science Word vivía retirado desde hacía 5 años, instalado en su residencia de la Baja Normandía, un complejo residencial conocido como La Croix Blanche frente al imponente promontorio del río Couesnon. Desde las ventanas de su pequeño apartamento podía ver a todas horas, la gran estructura que acogía  la abadía consagrada al culto del arcángel San Miguel  o como le gustaba nombrarlo cuándo se refería a  él, al viejo estilo de la Edad Media: Mons Sancti Michaeli in periculo mari. 
Todos los días vigilante, observador, anotaba la cadencia del flujo y reflujo de las mareas y de un modo casi obsesivo también medía con una vieja instrumentación ya en desuso, la aproximación de la Luna a la tierra. Decenas de blocs repletos de números, esquemas, diagramas, dibujos y cálculos matemáticos casi imposibles de descifrar. 
Cusack podría estar aún en activo, pero le retiraron los fondos que amparaban una teoría brillante que relacionaba la Luna, las mareas y los viajes en el tiempo. Aquella idea descabellada obtuvo el beneplácito del Consejo, que vio en ella la oportunidad de hacerse un hueco en la sugestión popular por esta clase de fenómenos menos científicos, ofreciendo muchos titulares, libros, programas de televisión y entrevistas a lo largo de los 11 años que duraron los apoyos. Cusack con el tiempo, cada día más obsesionado y excéntrico, se volvió irascible, descuidado, desconfiado y sus anotaciones parecían más un algoritmo secreto que apuntes dinámicos y lógicos. 
En realidad la TSW nunca había creído en él, lo utilizaban como un reclamo, algo con que surtir el merchandising que tan buenos resultados les produjo, pero la deriva personal podía volverse en contra de ellos y decidieron quitárselo de encima, contratando en su lugar a una doctora Noruega especializada en instrumentación y sonido, cuya teoría hablaba de la posibilidad de estar en dos sitios a la vez, lo que es comúnmente conocido como bilocación en la sociedad científica  y que según decía, fue usado por la iglesia católica a lo largo de siglos en base a la conjunción de determinadas notas musicales, cuya secreta combinación hacía levitar supuestamente a los santos de la cristiandad, una técnica al parecer dominada en las abadías cistercienses y oculta en los cantos gregorianos que estuvo extendida en monasterios y conventos hasta 1495 momento en el que se diluyen todas las pruebas.

Newton mostró que la atracción gravitatoria dependía de tres cosas: las masas de los dos cuerpos y la distancia que los separa. Él mostró que la fuerza es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Eso significa que si consideramos la atracción gravitatoria de la Tierra sobre un satélite, la fuerza será sólo un cuarto si duplicamos la distancia al centro de la Tierra.

La insistencia de una joven escritora, licenciada en Ciencias Exactas, que estuvo abordándole a lo largo de todo el verano de 2009, mientras sistemáticamente recorría la playa con la bajamar acompañado de su bloc y un lápiz rojo con mina de carpintero, garabateando o escribiendo desordenadamente, pudo no ser una casualidad. La atractiva mujer de aspecto caucásico-mediterráneo, se ganó la atención de Cusack, aunque al principio solo supo oírle decir un seco "déjeme en paz quiere" antes de poder emitir ninguna palabra y mostrarse esquivo constantemente. Finalmente la constancia de aquella chica tuvo su recompensa y cierta mañana en uno de aquellos paseos, Cusack husmeando entre las rocas que cimentan la colosal isla, terminó de bruces y golpeado entre las piedras, inmóvil e inconsciente pudo morir allí mismo de no ser por la insistente escritora que lo descubrió y pudo ponerle a salvo. La marea había comenzado a subir y de haber tardado algunos minutos más no podría contarlo. 

Cusack repuesto y desorientado, le preguntó primero por su cuaderno de anotaciones.
-No se preocupe aquí lo tiene, el agua no lo ha tocado.
Después mirándola a los ojos le preguntó.
-¿Qué es lo que busca en mi?.
 -Mi nombre es Eugene Trosác, le he seguido a lo largo de estos años, he leído cuanto ha publicado, sé que usted ha descubierto algo más allá de la lógica. Yo si creo en usted. Soy conocedora de que vive en la más absoluta soledad, no tiene familia ni amigos y sus conocimientos no pueden perderse, sería un lujo demasiado caro. Desearía ser su testamento. Escribir sobre usted, acompañarle, ser su confidente cuándo lo crea conveniente.

Cusack observándola, encontró la compasión que nunca tuvo y terminó diciéndole.
-Lo pensaré, ahora tengo que marcharme, se me hace tarde. No se preocupe estoy bien.

Las semanas siguientes la complicidad entre la joven admiradora y el astrofísico fue creciendo, hasta el punto que Cusack aceptó que Eugene subiera a su desordenada casa y contemplase el santuario de sus apuntes y observaciones teniendo como testigo el majestuoso promontorio de Saint Michel, por una vez observador y observado se habían mimetizado.

Si bien la incipiente amistad que aquel otoño comenzó a nutrir a ámbos personajes se truncó un par de meses después, con el inesperado fallecimiento de Cusack, su avanzada edad, su maltrecha salud y aquel inoportuno accidente que le había perforado dos costillas, y que nadie supo hasta su muerte, se encargaron de debilitarle y acelerar el fatídico e inesperado desenlace.

Eugene fue interrogada por la policía, algunas sociedades científicas e incluso reclamada por la INF algo así como la inteligencia nacional para interpelarle sobre la vida de Cusack, sus anotaciones, comentarios o teorías, pero poco pudo aportar. Nada relevante. Finalmente concluyeron en la idea de que Cusack no era más que un demente obsesivo.

Apenas dos semanas efectivas de conversación fluida, algo confusa y a veces extraña a la que ella asentía sin comprender del todo, tan solo que repetía una y otra vez “la grande lune, la grande lune”, se refería a un tal Maynard, y volvía sobre sus anotaciones repasando sus cuadernos, revisando coordenadas, garabateándo una especie de cilindro sin sentido.

Eugene abandonó Mont Saint Michell no sin cierta pesadumbre, de vuelta en París, recuperó de su maletín de viaje, el Bloc nº 320-B, que días antes de su muerte Cusack le dejó en custodia, afectado por una crisis emocional que le hacía creer que estaba siendo vigilado y que ella había olvidado afectada por los acontecimientos. Recordando al viejo Cusack tomó con afecto y respeto, aquel pequeño libro de anotaciones con tapas de cuero, ajado por el uso. Aquel librito tenía tendencia a quedarse abierto en determinada marca una vez liberado del cordel de cierre. Inesperadamente el epígrafe de esa parte del bloc comenzaba entrecomillando las palabras GRANDE LUNE, y bajo ellas una anotación nerviosa dejaba leer: Año 991 d.C. Octubre. Maynard. Bretaña francesa, en Mount Saint Michel, la variación del nivel del mar llegará a los 16 metros. Año 2009 Octubre. La variación del nivel del mar llegó a los 16 metros, cápsula encontrada. Manuscrito depositado en lugar seguro.

Varias hojas en blanco más adelante contenía una última anotación: “Trosác es ahora la portadora”. 


Continuará?...

Imágenes: La Petite Ecole.

...

2 comentarios:

  1. Hola Adolfo.
    La historia ha despertado mi curiosidad y hace que esperemos que Eugene, portadora ahora de ese "secreto", vaya desvelándolo si es que ella misma lo conoce.

    Con respecto al resultado literario, desde mi poco cualificada opinión, te diría que me resulta muy "denso" demasiados datos que hacen que la lectura no fluya más ágilmente.

    En el caso de que quisieras mantener todos esos datos, entonces se agradece que se "porcione" el texto, y se ofrezca en al menos dos entregas.

    No sé si me he explicado claramente y, esta es mi, vuelvo a repetir, nada acreditada opinión, pero que te apetecía conocer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ok. Me viene muy bien, me gustaría mejorar. Así es que te lo agradezco. Gracias.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)