Sobre la puesta de sol.


¿Que fue de aquellas viejas puestas de sol?, aquellas en las que creías tocar el universo, en la que conectabas con todos los finales nerviosos, en las que obtenías todas las respuestas, aquellas que te reafirmaban en tus principios, esas que te hacían sentir flotar, ser líder de tu vida.
¿Y hoy, que recuerdas de entonces, cuales son los rescoldos que permanecen si queda en pié alguno de aquellos buenos deseos?.
¿Porqué ese empeño en dejarse llevar por el escenario, por los efectos?, ¿tal vez estas reacciones involuntarias afectadas por el color y su intensidad, la grandiosidad de la naturaleza, o las notas musicales que se adueñan del espacio, sean solo percepciones sin contenido a los que nos aferramos para vestir de hermosura nuestra común y ordinaria vida transeúnte de mortal efímero?.
Recuerdo aquellas puestas de sol, y aquellos discursos de los más afectados por la embriaguez del momento, se me antojaba bochornoso tener no solo que compartir sino incluso escuchar toda aquella suerte de suspiros químicos sin más valor.
Lo mismo ocurre con esos viejos amigos que desaparecieron en el horizonte, como en esos días de calor en los que las carreteras pintan siluetas fantasmales, simplemente fueron parte de un escenario como yo mismo y es que traspasar el escalón de la comunicación requiere de mucho ejercicio y mucha paciencia.
Y no olvidemos aquellas otras novias, amores desvalidos, pasajeros o esos que te rompen el corazón, actrices de otra escena, que cambian del mismo modo al que cambia la luz del atrezzo.
Colores, sonidos y sabores suelen ser los cómicos con los que caminamos, la clave debe de estar en encontrar la llave de cada paisaje y abrirle el corazón antes de que te lo parta a ti por nada.

Fotografía y edición: A. Morales (C) - Londres.

4 comentarios:

  1. Anónimo8/6/13 18:12

    ¿Por qué será que las puestas de sol a menudo nos traen recuerdos del pasado?... En mi tierra también hay puestas de sol realmente hermosas...

    Besos desde el norte

    Eva C.

    ResponderEliminar
  2. Tal vez sea por que cuándo somos más inmaduros seamos más manejables, y la evocación no deja de ser una especie de ajuste de cuentas. En cambio ahora, con tantos trienios, cuándo veo una puesta de sol, solo veo hermosura. Encantado de verla por estas costas.

    ResponderEliminar
  3. envejecer es un proceso de derribo, no podemos mirar con los ojos de ahora las cosas de entonces, porque no somos los mismos. Ya sabes, aquello de los griegos y el río..

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo B., aunque no se trataba de ver ahora lo de entonces, se reflexionaba sobre la ingenuidad y en eso no hay edades. Saludos.

    ResponderEliminar


VIII edición de Atlantica Visual-Art
Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)