Luisa de Guzmán, Reina de Portugal.

Doña Luisa de Guzmán, la onubense que llegó a ser Reina de Portugal

» Les presento a Doña Luisa de Guzmán, la niña onubense que llegó a ser reina consorte de Portugal junto al rey Juan IV y, posteriormente, Regente durante la minoría de edad de su hijo Alfonso VI. Madre de los reyes de Portugal Alfonso VI y Pedro II, y de la reina de Inglaterra Catalina de Braganza.
Doña Luisa de Guzmán, Reina de Portugal. / Foto: Adolfo Morales.
Doña Luisa de Guzmán, Reina de Portugal. 
La complejidad de la historia, y el mismo afán temporal de sus representantes, confiscan la memoria de los ciudadanos, que a menudo desconocen cuáles son sus raíces.Huelva es un templo secular de la desmemoria que necesita resarcirse de esa pereza histórica, al tiempo que debe apartarse  de esa vacante y acudir al encuentro de su pasado.
Documentación sobre su lugar de nacimiento.
Documentación sobre su lugar de nacimiento, conservada en la Parroquia de San Pedro. / Foto: Adolfo Morales.








Les 
presento a Doña Luisa de Guzmán (Huelva13 de octubre de 1613 – Lisboa, 27 de febrero de 1666), la niña onubense que llegó a ser reina consorte de Portugal junto al rey Juan IV, y posteriormente Regente durante la minoría de edad de su hijo Alfonso VI. Madre de los reyes de Portugal Alfonso VI y Pedro II, y de la reina de Inglaterra Catalina de Braganza. Una desconocida que reclama su lugar en el corazón de la ciudad.
Pero antes de adentrarnos en su tiempo, debemos zanjar el que tal vez sea la clave de tan desapasionado desencuentro: su lugar de nacimiento.
La fe de bautismo descubierta por el Licenciado D. Juan Agustín de Mora, que se conserva en la Parroquia Mayor San Pedro de Huelva.
La fe de bautismo descubierta por el Licenciado D. Juan Agustín de Mora se conserva en la Parroquia Mayor San Pedro de Huelva.
El conflicto del lugar del nacimiento de Luisa de Guzmán transita a caballo entre Sanlúcar de Barrameda y Huelva, para perder finalmente la clandestinidad de la duda histórica al considerar como documento válido, contrastado y sancionado con carácter de prueba definitiva, lafe de bautismodescubierta por el Licenciado D. Juan Agustín de Mora, que se conserva en la Parroquia Mayor San Pedro de Huelva, y que he podido contemplar y fotografiar gracias a la amable colaboración de su párroco José Arturo Domínguez Asensio.
Fotografía de la fe de bautismo, que demuestra que Luisa de Guzmán es de Huelva. / Foto: Adolfo Morales.
Fotografía de la fe de bautismo, que demuestra que Luisa de Guzmán nació y fue bautizada en Huelva. / Foto: Adolfo Morales.


Este documento, es un viejo conocido, ya descrito por historiadores y otros defensores de la memoria de la historia de Huelva, que hace referencia al singular hecho que nos ocupa.
La fe de bautismo forma parte de un tomo compuesto por decenas de otras declaraciones datadas entre 1602 y 1626 y que dicta lo siguiente:
“En la Villa de Huelva, jueves veinte y cuatro días del mes de octubre del año de Nuestro Salvador Jesucristo de mil y seiscientos trece años. Yo el licenciado Diego Muñiz de Leon, visitador general del Arzobispado de Sevilla, bautizo a la señora Doña Luisa Francisca, hija del señor don Manuel Alonso Perez de Guzman y de la señora doña Juana de Sandoval, Condes de Niebla. Fue su padrino el señor don Gaspar Alonso Perez de Guzman, Marques de Cazaza, y le adverti la cognación espiritual, y lo firme fecha ut supra. Licenciado Diego Muñiz de Leon”.
El documento anula la teoría de que nació en Sanlúcar de Barrameda.
El documento anula la teoría de que nació en Sanlúcar de Barrameda, un dato erróneo que ha pasado factura a la historia de los personajes que constituyen las raíces naturales de Huelva.
Es muy comprensible concluir, a la lectura de este documento administrativo que siendo aceptado que Luisa de Guzmán viese la luz el 13 de octubre, sería impensable que este hecho hubiese ocurrido en otro lugar que no fuese la misma ciudad de Huelva. Un bebé de días y una madre que acababa de dar a luz, no estarían en condiciones de viajar de una a otra ciudad, ni habría sido algo remotamente contemplado en la Casa Medina Sidonia ni en el Condado de Niebla, ante los riesgos innecesarios que una y otra podrían correr, por lo que podemos concluir que basándonos en el dato irrefutable de la fe de bautismo, y –como veremos más adelante- en el apego de su padre, don Alonso Pérez de Guzmán por Huelva,  que Doña Luisa María Francisca de Guzmán y Sandoval nació en Huelva el 13 de octubre y bautizada el 24 del mismo mes tal y como queda constancia documental.
El origen de semejante tropelía histórica tiene su asiento en “historiadores” de ligera pluma, que canjearon la ciudad del nacimiento por Sanlúcar de Barrameda, probablemente al tratar de enaltecer la cuna de la figura de Luisa de Guzmán asociando el nacimiento a la Casa de Medina Sidonia, mostrando un absoluto desconocimiento y falta de rigor histórico anteponiéndolo a la insigne figura de su padre el XI Conde Niebla y VIII  duque de Medina Sidonia , cuya vida e influencia también como ella pasaron de puntillas por la historia,  y que vamos a tratar de recuperar sucintamente.

De cómo don Alonso Pérez de Guzmán prefiere la “soledad de Huelva” a las gentilezas de la Corte de Felipe III

» Jesús Ponce ya advierte del injusto trato recibido por don Manuel Alonso de Guzmán y Silva al reconocerlo como “un mecenas perdido en las páginas más nebulosas de la Historia”.
Segunda parte del artículo sobre la Reina de Portugal.

El Centro Virtual Cervantes, nos facilita la lectura del magnífico trabajo de D. Jesús Ponce Cárdenas. Universidad Complutense de Madrid. “Góngora y el conde de Niebla. Las sutiles gestiones del mecenazgo”, siendo ésta una obra de una calidad histórica interesantísima, relata pormenorizadamente con gran profusión de datos la vida de la aristocracia en la provincia de Huelva, entre 1606 y 1617.Tiempo en el que Góngora además desarrollaría gran parte de su obra poética.  Resulta de lo más sorprendente a estas alturas, descubrir que aquella Fábula de Polifemo y Galatea y sus tres estancias laudatorias estaban dirigidas a la profunda relevancia asumida por la Casa de Guzmán en la Baja Andalucía, teniendo a Huelva y su entorno como escenarios.
Jesús Ponce ya advierte del injusto trato recibido por don Manuel Alonso de Guzmán y Silva al reconocerlo como “un mecenas perdido en las páginas más nebulosas de la Historia”.
Breve historia de Huelva.
Breve historia de Huelva.
El primogénito de don Alonso Pérez de Guzmán, séptimo duque de Medina Sidonia y doña Ana de Silva y Mendoza, hija de los príncipes de Éboli. Nació el seis de enero de 1579 y fue bautizado con el nombre de Manuel Alonso Domingo Francisco de Paula Pérez de Guzmán el Bueno y Silva. El sucesor de la Casa de Medina Sidonia, VIII Duque de Medina Sidonia, y su ascendencia se remontan a Guzmán el Bueno (1256) (obsérvese el escudo nobiliario, situado en la calle Palacios de Huelva, y el detalle algo deteriorado de la cimera, que advierte un remate  del lance que lo haría pasar a la leyenda, cuándo en la defensa de la plaza de Tarifa, perdió la vida de su hijo menor, al no ceder ante los musulmanes).
Desde su nacimiento, el pequeño recibió el título que ostentaban los herederos de la Casa de Guzmán, así se convirtió en el undécimo conde de Niebla. La formación del primogénito de los Guzmán y Silva tuvo lugar en el palacio de Sanlúcar.
El 16 de noviembre de 1598,  tres meses después de la muerte de Felipe II tuvieron lugar en el Alcázar de Madrid las capitulaciones matrimoniales de Manuel Alonso de Guzmán y doña Juana de Sandoval, una de las hijas menores de don Francisco de Sandoval y Rojas, marqués de Denia, futuro duque de Lerma y hombre de confianza del joven rey Felipe III.
Escudo.
Escudo nobiliario en la calle Palacio de Huelva.
En la solemne boda oficiaron como padrinos:el soberano Felipe III y su hermana la infanta Isabel Clara Eugenia. Dicha alianza dinástica hacía pensar en un magnifico futuro cortesano para el heredero de la Casa de Guzmán, aunque más pronto que tarde habría que revelarse que eran muy otros los designios del orgullosos noble. Así, alegando que una asignación de veinte mil ducados no resultaba suficientes para establecer su residencia en la corte, abandonaron la corte el 10 de enero de 1599 para retirarse a sus dominios onubenses. Durante los meses siguientes, los recién desposados supervisarían la ampliación del Palacio de Huelva,donde establecieron su domicilio.
Sólo ocasionalmente el conde de Niebla abandonaría sus estados para hacer breves y espaciadas visitas al aula regia  de Madrid o Valladolid, lo que aún hace más verosímil que su hija Luisa naciera y días después fuese bautizada en la misma ciudad de Huelva.
Batalla naval.
Batalla naval.
El joven matrimonio tuvo pronto descendencia, el primogénito fue el malogrado don Baltasar de Guzmán, al que siguieron don Gaspar Alonso de Guzmán y Sandoval, don Melchor de Guzmán y doña Luisa Francisca de Guzmán.
Manuel Alonso Pérez de Guzmán mantuvo apego y fidelidad a la corona y sirvió ganando honores en la distancia de la corte: Cazador Mayor del Rey, hombre de cámara del soberano, Caballero de la Orden del Toisón de oro. En su carrera militar en la Marina, terminó recibiendo el nombramiento de Capitán General de las Costas de Andalucía, Capitán General de las Galeras de España. Dirigió en 1625 desde Jerez las operaciones militares con las que se consiguió rechazar el ataque de la flota anglo-holandesa a la ciudad de Cádiz dirigido por Sir Edward Cecil.
Un amante de su tierra, de Huelva.
Un amante de su tierra, de Huelva.
Pero este hombre amaba sobre todo esta tierra, la naturaleza, las labores del campo, la pesca del atún, el salazón, o la naturaleza de Las Rocinas. En definitiva la calma del equilibrio que propone la naturaleza, lo que él denominó “la soledad de Huelva”, es curioso que el término “soledad” se repite, y así de nuevo dice “en esta soledad le halló el príncipe de los poetas” refiriéndose a Góngora, aunque bien debiéramos trasfigurar el término soledad por calma, serenidad, o retiro deseado y anhelado.
Así comienza la Fábula de Polifemo y Galatea: Al Conde Niebla.  “Estas que me dictó, rimas sonoras, culta si aunque bucólica Talía, oh excelso conde!, en las purpúreas horas que es rosas la alba y rosicler el día, ahora que de luz tu Niebla doras, escucha, al son de la zampoña mía, si ya los muros no te ven de Huelva peinas el viento, fatigar la selva”.
Para Manuel Alonso ese aislamiento en medio de la naturaleza, es más un retiro, es más un halago que un castigo. Un lugar en el que un noble prefiere retirarse y vivir en contacto con la naturaleza al medrar incierto de una carrera en la corte y al trasiego inquieto de vivir en la gran ciudad. Además de disfrutar del arte tanto de mecenas como de espectador. Huelva, Niebla, Ayamonte y Las Rocinas son sus cuatro puntos cardinales de este universo que le hacen sentirse “libre”.
VARIOS (1 de 1)-26
Ya conocemos las costumbres y la focalización familiar de don Manuel Alonso, lo que hace confirmar aún más no solo su residencia sino su continuidad en la misma, por lo que es impensable que en fases previas al parto o inmediatas a éste, pudieran encontrarse en una ciudad que no fuera su casa palacio de Huelva.
A pesar del rigor de lo escrito hasta ahora, no son exclusivas estas voces y otros muchos historiadores, estudiosos y nobles avalan y defienden del mismo modo la autenticidad del dato que las funestas sombras de la ignorancia han promovido una injusta confusión que hoy vamos a cerrar.
Luisa Francisca de Guzmán nace en Huelva el 13 de Octubre de 1613. Así también lo declara la Casa de Ayamonte, Sr. Don Francisco López de Solé y Martín de Vargas, Marqués de Ayamonte, Conde de Cabra, o D. Fernando Guillamas y Galiano (caballero profesor de la Orden de Santiago, y Gentil hombre de Cámara de S.M.) en su historia de Sanlúcar de Barrameda, o también D. Rodrigo Amador de Los Ríos en su Huelva, sus monumentos y artes – Su naturaleza e Historia, editado en Barcelona en 1888, o las referencias contenidas en La Iglesia Mayor de San Pedro de Huelva. Historia de su fábrica. De Manuel Jesús Carrasco Terriza, y al “cronista de Huelva” el melillense D. Antonio José Martínez Navarro por nombrar solo a algunos. Exijamos por tanto la restitución de este dato por mor de la historia y la ciudad de Huelva.

La Casa Medina Sidonia. El Palacio de Huelva y el escudo nobiliario

» Aunque nunca ostentó el título de duque de Medina Sidonia, se considera a Guzmán 'El Bueno' el fundador de la casa de dicho nombre, pues él fue quien puso las bases sobre las cuales se asentaría la misma.
Luisa de Guzmán.
Luisa de Guzmán.
A la altura del nº 6 de la actual calle Palacios, se situaba este inmueble familiar, la Casa Palacio del que apenas quedan algunas estructuras muy modificadas. Tras la venta por parte de la Casa Ducal en 1882, pasa por diversos propietarios que lo adaptan a su antojo perdiendo sus raíces e importancia histórica. Es una suerte que aún podamos contemplar el escudo nobiliario en piedra de la casa de Medina Sidonia, que tiene por cimera –muy deteriorada- a Guzmán el Bueno arrojando el cuchillo desde la torre del castillo de Tarifa y el lema de la casa Praferre Patriam Liberes Parentem Decet (Un padre debe anteponer la patria a sus hijos), la Corona, el Toisón de oro y el resto de símbolos: dos calderas jaqueladas en oro y gules, la bordadura de las armas de la Casa de Castilla y León, y a los flancos las columnas de Hércules, con el Non Plus Ultra, entre otros. Este inmueble data de finales del XVI y sus caballerizas están actualmente ocupadas por el popular “Hotel París” o “Casa de la Bola” , obra de Francisco Monís y Morales culminado en 1907 que mira hacía la Plaza de Las Monjas, al contrario del propio Palacio.
Boabdill.
Boabdill.
Es más que probable que fuese en esta casa y no en el desaparecido castillo, el lugar donde nació Doña Luisa Francisca de Guzmán (Huelva, 1613) hija de  Juan Manuel Pérez de Guzmán y Juana Lorenza Gómez de Sandoval y La Cerda. Su padre es sucesor de la Casa de Medina Sidonia, VIII Duque de Medina Sidonia, y su ascendencia se remonta a Guzmán el Bueno (1256) (obsérvese el escudo nobiliario, situado en la calle Palacios de Huelva, en la parte superior se remata con el lance que lo haría pasar a la leyenda, cuándo en la defensa de la plaza de Tarifa, perdió la vida de su hijo menor, al no ceder ante los musulmanes.
La Casa ducal de Medina Sidonia, ya constata más adelante, como en 1671, también nació en Huelva el XII Duque de Medina Sidonia, Manuel Alonso Pérez de Guzmán y Pimentel, XVII Conde de Niebla, XII duque de Medina Sidonia, X Marqués de Cazaza, Capitán General del Mar Océano, y costas de la Andalucía, de la Orden del  Toisón de Oro, Capitán General de Cataluña entre 1690 y 1693. O que mucho antes Juan Alonso Pérez de Guzmán y Suárez de Figueroa III Conde de Niebla y I Duque de Medina Sidonia, naciera en la villa de Niebla en el año 1410.
Guzmán el Bueno, renuncia a la vida de su hijo.
Guzmán el Bueno, renuncia a la vida de su hijo.
El origen de la Casa de Medina Sidonia.Fernando III apodado El Santo, reconquistó a los musulmanes: el Reino de Córdoba (1236), el Reino de Jaén (1246), el Reino de Sevilla (1248) y el Reino de Granada (1492).
Esta configuración organizativa se respetó administrativamente, siendo jurisdicción territorial o provincias de la Corona de Castilla.
El Reino de Sevilla, se extendía aproximadamente por el territorio de las actuales provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz, y la depresión de Antequera, englobando además algunos municipios en la actual provincia extremeña de Badajoz.
Obsérvese los detalles del escudo de la calle Palacio interpretados a la luz del escudo nobiliario de la Casa de Medina Sidonia.
Obsérvese los detalles del escudo de la calle Palacio (Huelva) interpretados a la luz del escudo nobiliario de la Casa de Medina Sidonia.
Desde el punto de vista jurisdiccional el territorio del reino de Sevilla era tanto realengo (dependientes directamente del Rey)  como señorial(una donación hereditaria de tierras y vasallos, incluida la jurisdicción, dada por monarcas a nobles o clérigos como pago por servicios prestados o recompensa a méritos adquiridos, pero por su mera voluntad, existiendo en él señoríos tanto laicos como eclesiásticos. Entre los primeros se encontraban los territorios de la Casa de Medina Sidonia, la Casa de Arcos, la Casa de Alcalá, la Casa de Osuna, la Casa de Olivares, la Casa de Sanlúcar la Mayor, el Marquesado de Estepa, el Marquesado de Gibraleón y el Marquesado de Ayamonte, además de otros muchos de menor importancia.
La Casa de Medina Sidonia originaria de la Corona de Castilla. Su   nombre proviene del ducado de Medina Sidonia, título nobiliario hereditario que Juan II otorgó a Juan Alonso Pérez de Guzmán, III conde de Niebla el 17 de febrero de 1445, como premio por sus servicios a la corona. El ducado de Medina Sidonia es el ducado hereditario más antiguo del reino de España.
Aunque nunca ostentó el título de duque de Medina Sidonia, se considera a Guzmán el Bueno el fundador de la casa de dicho nombre, pues él fue quien puso las bases sobre las cuales se asentaría la misma. Sus descendientes fueron acumulando posesiones y títulos que incrementaron el poder del linaje, que recibió el espaldarazo definitivo en 1445 con la concesión del ducado de Medina Sidonia, al que posteriormente se le concedió en 1520 Grandeza de (La Grandeza de España es la máxima  dignidad de la nobleza española en la jerarquía nobiliaria, pues está situada inmediatamente después de la de infante, que está reservada a los hijos del rey de España y a los del príncipe de Asturias. Es otorgada por el rey y generalmente va unida a un título nobiliario, por lo que es hereditaria). Además la casa reúne y reunió otros títulos, como el señorío de Sanlúcar, el condado de Niebla, el marquesado de Gibraltar, el marquesado de Cazaza y el marquesado de Valverde.

Luisa de Guzmán, Reinha Luísa de Gusmão

» A Luisa de Guzmán se le reconoce un papel activo junto a su esposo en el gobierno y restauración de Portugal, a diferencia de otras reinas que quedaron postergadas a un papel secundario en la corte y en la historia.
Luisa de Guzmán.
Luisa de Guzmán.
Con el descubrimiento de América y el sometimiento a los pueblos indígenas, obteniendo de estos grandes riquezas y recursos, la Corona de Castilla, monarca tras monarca desatan una sin igual angustiosa batalla  por sumar territorios a la corona, gestionando grandes expediciones para la colonización de grandes territorios. Asíla mayor parte de Sudamérica, el Caribe, Centroamérica, México y el Sureste de los Estados Unidos se integraron en la Corona de Castilla, creándose dos virreinatos el de Nueva España y el del Perú. Continuó con varios archipiélagos del Pacífico, a finales del XVI se incorporan las Indias Orientales: Filipinas, las Marianas, Guam, las Carolinas, bajo la jurisdicción de la Nueva España.
Conde-Duque de Olivares. Grabado propiedad del Marques de Ayamonte.
Conde-Duque de Olivares. Grabado propiedad del Marques de Ayamonte.


Ya en 1580 y 1640, Portugal constituyó una unión dinástica junto con la Corona de Castilla y Aragón, bajo el mismo soberano de la casa de Austria: Felipe II, III y IV. A finales del siglo XVIII el imperio español alcanzó los 20 millones de kilómetros cuadrados. El Imperio en el que no se pone el Sol.
El gran problema de este vasto imperio no es otro que su gestión, una potencia imposible de manejar que tenía su centro neurálgico en Madrid sede de la corte y en Sevilla el enclave desde el que se organizaban las posesiones de ultramar.
Las constantes luchas en múltiples escenarios, hacían necesarios hacer frente a gastos cada vez más importantes, que una y otra vez recaían en las arcas de las colonias, territorios o reinos dependientes de la Corona de Castilla.
En Portugal aumentaba una oposición cada vez más clara a esta política que repercutía directamente en sus propios intereses. El regreso de las hostilidades con la República de los Siete Países Bajos Unidos (estado formado por las siete provincias del norte de los Países Bajos (Frisia, Groninga, Güeldres, Holanda, Overijssel, Utrecht y Zelanda) repercutió sobre las colonias portuguesas en Asia y Brasil.
Catalina de Braganza. Reina consorte de Inglaterra. Hija de Luisa de Guzmán. Introdujo la costumbre del té en la corte britanica.
Catalina de Braganza. Reina consorte de Inglaterra. Hija de Luisa de Guzmán. Introdujo la costumbre del té en la corte britanica.
Eran habituales las maniobras cortesanas y entre ellas, siempre se emplearon los matrimonios de interés como una fórmula diplomática de control y mantenimiento del poder.
En este marco de incertidumbre con una Portugal cada vez más insatisfecha de la dependencia de la Corte de Castilla, se enmarca la artimaña del valido de Felipe IV, el Conde-Duque de Olivares, procurando la boda de Luisa de Guzmán con el Duque de Braganza, João, el 12 de enero de 1633.
Una excelente oportunidad de unir a dos de las más importantes casas ducales de España y Portugal y con ello frenar los intentos de rebelión de Portugal contra la Unión Ibérica.
capa_12
Sin embargo, todos estarían muy lejos de imaginar que Luisa Francisca de Guzmán no sólo no apoyaría la política de anexión de Portugal, si no que  llegó incluso a alentar a su marido en su afán por rebelarse contra el dominio español y convencerle de aceptar la corona que se le había ofrecido para restaurar la independencia.
gradivaluisa
Unaconspiración encabezada por la nobleza, proclamó rey de Portugal al duque de Braganza. Y el 15 de diciembre 1640 es aclamado como D. Juan IV, Rey de Portugal y Francisca Luisa de Gusmão como Reina Consorte.
El primer rey de la Dinastía Braganza firmó la paz con los holandeses y obtuvo el apoyo de ingleses y franceses.
livro_509
Se inicia entonces la conocida como  Guerra de Restauración portuguesaobligando el Conde-Duque de Olivares a combatir en muchos frentes. De hecho, para este conflicto apenas pudo reunir un ejército que fue derrotado en la Batalla de las Líneas de Elvas.
A Luisa de Guzmán, se le reconoce un papel activo junto a su esposo en el gobierno y restauración de Portugal, a diferencia de otras reinas que quedaron postergadas a un papel secundario en la corte y en la historia.
Se considera que tras la aceptación del trono de Portugal por parte de Juan IV, Luisa fue la principal influencia en la política de su marido. Se dice que, siendo advertida de los peligros que podría traer ser reina de un país que hacía frente a España, ella pronunció estas famosas palabras: Melhor ser Rainha por um día, don que duquesa toda a vida (Antes reina por un día que duquesa toda la vida). Sin embargo, según Joaquín Veríssimo, “No debe mantenerse la falsa tradición que hace de ella uno de los “motores” de la Restauración, pero no hay duda de que se identificó con el movimiento y que supo enfrentarse a los sacrificios con ánimo varonil “. Esta desafección, viene también a sentenciar el viejo principio de que las mujeres no cuentan en la historia, que solo es contada por y para los hombres. Punto por el que también manifiesto mis discrepancias.
VARIOS (1 de 1)-29
Después de la proclamación, se instaló en Lisboa con sus hijos, viviendo para su educación y tomando una postura activa en los asuntos políticos. Cuando se produjo la Revuelta de 1641 con el intento fallido de asesinato del rey, se dice que fue uno de los miembros de la corte que apoyó la ejecución de los conspiradores. Ejerció el gobierno siempre que el rey acudía a la frontera del Alentejo , Como en junio de 1643, en que fue ayudada en los menesteres públicos por el obispo capellán mayor D. Manuel da Cunha, Sebastião César de Meneses y el Marqués de Ferreira.
Juan IV / Joao IV.
Juan IV / Joao IV.
Del matrimonio con el rey Joao IV nacieron 8 hijos, entre ellos Alfonso VI y Pedro II Reyes de Portugal, y Catalina de Braganza Reina consorte de Inglaterra y Escocia junto al rey Carlos II de Inglaterra. Catalina es famosa por haber introducido la costumbre de tomar el  té en Inglaterra.
Tras la muerte en 1656 de Juan IV de Portugal, fue nombrada en el testamento de su esposo regente del reino, durante la minoría de edad de su hijo Alfonso VI de Portugal.
Durante esta etapa se produjo la gran victoria portuguesa en la Batalla de las Líneas de Elvas el 14 de enero de 1659. Esta victoria fue muy importante porque la derrota hubiera implicado la perdida de Lisboa. Sin embargo no fue una batalla decisiva pues la firma de la paz entre España y Francia ese mismo año mediante el Tratado de los Pirineos, dejó a España sin compromisos militares y Portugal volvió a sentirse gravemente amenazada. Luisa organizar los ejércitos que asegurar la independencia de Portugal en la Guerra de la Restauración Portuguesa. Supervisó las victorias militares contra los españoles en  Ameixial el 8 de junio de 1663, así como en Montes Claros el 7 de junio de 1665. Gracias a estas derrotas españolas, se reconoció la independencia de Portugal el 13 de febrero de 1668.
Panteón de la Casa de Braganza en Lisboa donde reposan los restos de Luisa de Guzmán.
Panteón de la Casa de Braganza en Lisboa donde reposan los restos de Luisa de Guzmán.
Luisa Francisca Guzmán murió el 06 de noviembre 1666 en Lisboa . Hoy sus restos descansan en el panteón de Bragança, el Monasterio de São Vicente de Fora en Lisboa, donde fueron transferidos desde  el Palacio de Xabregas.
Esta es a grandes rasgos la historia de una hija de Huelva que llegó a ser reina consorte y regente, y que procuró la independencia de Portugal, madre de reyes, mujer tan altiva como discreta, tanto que pasó sin hacer ruido por estas calles de Huelva,durante tanto tiempo, que aún hoy muchos de sus paisanos siguen sin conocer su existencia y mucho menos su papel en la historia. Por el contrario todos los 1 de diciembre, Portugal celebra el año de la Restauración de la Independencia, y reconocen y aprecian a su Reihna Luisa como la artífice de su restaurada identidad.
Esta es mi humilde aportación al encuentro con la historia tan abandonada de Huelva. Luisa de Guzmán Reina de Portugal * Reinha Luisa de Gusmão(Huelva13 de octubre de 1613 – Lisboa, 27 de febrero de 1666).
Entre otras fuentes:
REAL ASSOCIAÇÃO da BEIRA LITORAL.Jesús Ponce Cárdenas. Universidad Complutense de Madrid.  Góngora y el Conde de Niebla. Las sutiles gestiones del mecenazgo.WIKILINGUA.NET & Wikimedia commons.Rainha Restauradora: Luisa de Gusmao.Biografía de Luís de Góngora y Argote.Historia de Portugal.Historia de la provincia de Huelva. Miguel B. Peña.Historia de Tarifa.Parroquia Mayor San Pedro de Huelva.Casa de Ayamonte, Francisco López de Solé y Martín de Vargas, Marqués de Ayamonte.Fernando Guillamas y Galiano (caballero profesor de la Orden de Santiago, y Gentil hombre de Cámara de S.M.) en su Historia de Sanlúcar de Barrameda.Rodrigo Amador de Los Ríos en su Huelva, sus monumentos y artes – Su naturaleza e Historia, editado en Barcelona en 1888.La Iglesia Mayor de San Pedro de Huelva. Historia de su fábrica. De Manuel Jesús Carrasco Terriza.Fundación Casa Medina Sidonia. Casa Ducal.Observaciones del Licenciado D. Juan Agustín de Mora.
Publicado en 
 Publicado en Mayo 2014

Adolfo Morales C.

Mi nombre es Adolfo Morales, este Blog es una especie de caja de zapatos en la que voy dejando cualquier cosa que despierte mi interés: fotografías, opiniones, relatos y algún que otro desvarío. Todo desde la más absoluta originalidad y autoría. Si bien me apoyo mucho en imágenes para uso no comercial colgadas en diferentes comunidades, como LA PETITE ECOLE. Llevo desarrollando la plataforma Blogger desde sus inicios, una experiencia que desde el principio me ha deparado muchas satisfacciones y el encuentro personal y virtual con gente muy interesante.
Prohibida la reproducción total o parcial de las fotografias tanto como su distribución, comunicación publica y transformación con fines comerciales sin autorización del autor. Este Blog, utiliza igualmente exclusivamente con fines informativos no comerciales, imágenes de otros autores.
Reproduction, either totally or in part, of the photographs as well as their distribution, public Communications and transformation without the author´s prior authorisation is forbidden.
( art. 17 Secc.2ª Ley de la Propiedad Intelectual Intellectual Property Law)